viernes, 6 de enero de 2017

¡Feliz 2017!

Visto en pinterest, aquí

Sí, ya ha pasado una semana desde que comenzó el año nuevo, pero yo te escribo ahora para desearte lo mejor en este 2017. Así que ¡feliz año nuevo! Y es que en realidad, al menos aquí en España, podríamos decir que el nuevo año comienza después del día de reyes, que es cuando volvemos todos de una vez por todas a "la normalidad" o a nuestras rutinas del día a día.

El 7 de enero es el punto de partida para todos esos propósitos que nos hacemos, para ese nuevo comienzo tan esperado, que muchas veces tanto anhelamos. Y es que no sé por qué, pero parece que el empezar un nuevo año nos motiva también para comenzar a cambiar eso que no nos gusta de nuestra vida, para empezar con buenos hábitos, para aprender algo nuevo, para reorganizar nuestra vida...

Por desgracia sé que muchas veces todo queda en nada y al cabo de pocos días o semanas hemos abandonado nuestros buenos propósitos. Perdemos la motivación, y la fuerza de voluntad no nos acompaña, se ha esfumado... Esto es algo que me ha pasado muchos años, y es que como humana que soy no soy perfecta, y cuando te das cuenta han pasado los días, los meses y los años, y nunca has aprendido inglés ni has conseguido esa meta tan repetida en tu diario. Por suerte cuando me vine a vivir a Madrid cambié un poco el chip, me di cuenta de que las cosas buenas no vienen solas, sino que hay que salir a buscarlas y trabajarlas un poco si quieres que exista una diferencia en tu vida. Y empecé a conseguir cosas como adelgazar los 20 kilos que me sobraban. Y a sentir que soy la dueña de mi vida, que yo misma la puedo crear.




Aun así sigo siendo la reina del dejar las cosas para otro día, tengo muchas metas en mente que quiero cumplir, pero con las que nunca llego a ponerme más de dos días... Y al final ¿sabes qué? que te arrepientes de lo que verdaderamente no intentas, no de las cosas en las que fracasas. Así que este año como he sido muy buena, los reyes magos me han traído el libro del Mago More "Superpoderes del éxito para gente normal. Consigue todo lo que quieras...trabajando como un cabrón". Y oye, que a por esas voy, tengo muchos frentes abiertos pero uno a uno quiero ir cambiándolos. ¿Te apuntas conmigo?

A pesar de que soy muy defensora del disfrutar de lo que ya tienes, de ser agradecida con la vida, de ser feliz con poco (no sé si te has dado cuenta pero me revienta la gente que se queja de todo y que no es capaz de ser feliz con lo que tiene, los eternos insatisfechos los llamo yo, teniendo tanto como tenemos al menos en el primer mundo...) creo que esta forma de pensar mía no debe acabar siendo una excusa para no intentar mejorar, ser un poco mejor persona, autorrealizarnos... ya que siempre podemos revisar dónde estamos y hacia donde queremos ir, y no estancarnos y no evolucionar jamás.

Ya sé que todo esto suena muy bonito pero lo que toca ahora es ponerse al lío. Lo más importante (aparte de la fuerza de voluntad) es tener una buena motivación. ¿Sabes cual es la mía? Mi pequeña Vera, mi niña que llevo en mi vientre, que me está dando ganas de intentar ser un poco mejor, para que cuando ella nazca, aparte de estar todo listo y preparado en casa, se encuentre con un hogar en el que sus papis intenten ser la mejor versión de sí mismos, mejorando un poco cada día, cada vez un poquito más, para que ella se encuentre con lo mejor.

Y a todo esto, de nuevo te pregunto...¿te apuntas? Si quieres puedes contarme tus propósitos para este año, dejándome un comentario. Yo tengo muchos, pero el más importante es dejar de postergar...porque con ese objetivo se alcanzan todas las metas habidas y por haber. E iré compartiendo mis progresos contigo por aquí o vía instagram.

Espero que tengas una buena vuelta "a la normalidad" después de estas fiestas navideñas. ¡Y que todos tus propósitos se cumplan este 2017! ¡A ser feliz!