viernes, 30 de diciembre de 2016

Educación emocional desde el útero materno.



"Nueve meses de embarazo con controles regulares a la madre y el feto... pero ¿alguien tiene en cuenta el estado emocional de la embarazada? ¿Somos conscientes de que el estrés de la madre llega hasta su bebé? Eduardo Punset descubre, de la mano de la investigadora en psicobiología perinatal del Imperial College London, Vivette Glover, la estrecha relación entre las emociones y la vida en el útero materno."

Esta es la descripción del programa documental Redes que te recomiendo en el post de hoy: Educación emocional desde el útero materno. La verdad es que me parece bastante importante e interesante su visualización si estás o planeas estar embarazada. Por lo visto según las últimas investigaciones, el estrés y la ansiedad continua de la madre acaba afectando al feto de diferentes maneras, dependiendo del momento de gestación en el que éste se encuentre, provocando trastornos cognitivos, hiperactividad, un menor desarrollo cerebral, problemas de conducta futuros... Es por eso que es tan importante que la madre se encuentre bien no sólo físicamente, sino también emocionalmente durante el embarazo. Además la figura del padre, dando soporte emocional a su pareja también es muy importante, por lo que lo ideal sería contar con su implicación para que actúe como pilar que es (junto a la madre) de la familia.

Por otro lado el momento del parto también es crucial en este sentido, siendo los partos con ventosas y forceps los más traumáticos para el bebé, mientras que el de menor impacto sería el de una cesárea programada. Pero ojo, esto no quiere decir que lo ideal sea nacer mediante cesárea, sino que es el tipo de nacimiento con menos estrés para el bebé. Un parto natural vaginal se encontraría en un nivel medio desde el punto de vista del estrés sufrido por el bebé, pero con mayores ventajas en otros aspectos, como por ejemplo que favorece el inicio de la lactancia materna, una mejor respiración pulmonar por parte del bebé, una mejor recuperación postparto para la madre... y es que un parto vaginal es para lo que nos ha preparado la naturaleza, en conjunto el tipo de parto más natural e ideal. Y mucho mejor si es un parto respetado, en el que tanto la madre como el bebé se encuentren bien.

Además de todo lo comentado anteriormente, hay que resaltar que las primeras interacciones entre la madre y el recién nacido son esenciales, ya que una buena relación entre ambos puede compensar los posibles daños ocurridos durante el embarazo. Y es que las primeras semanas de vida son muy importantes, ya que el desarrollo del bebé se caracteriza por una gran plasticidad. Al bebé le afecta tanto lo bueno como lo malo, por lo que es crucial que sus primeras semanas se encuentre calmado, tranquilo, rodeado de cariño y amor.

Por último me gustaría compartir contigo una frase que me ha impactado de este documental, y es que no olvides que tu estado anímico no sólo te afecta a ti (mujer embarazada) y a los que te rodean, sino también a los que llevas dentro.


Mi marido besando a nuestra pequeña


Espero que te haya gustado este post, sobre todo si tú que me estás leyendo, estás embarazada. Y es que en lo personal, descubrir este tipo de cosas me está haciendo bastante bien, ya que a veces no nos damos cuenta de las necesidades que tenemos, en este caso la de estar emocionalmente bien. Por suerte tengo un marido que es un sol y noto como me cuida día a día, y es que ese extra de mimos durante el embarazo no es sólo cosa de antojos, es algo que como seres humanos que somos necesitamos, ese confort, ese sentirte escuchada, ese lugar en el mundo en el que sentir un abrazo y sonreír... Porque cuando yo sonrío, sonríe mi pequeña, y somos felices todos.