lunes, 19 de septiembre de 2016

Vivir el momento presente.



Vive el momento presente. No vivas como si tu vida nunca fuese a terminar. No vivas pensando que más adelante harás lo que te gusta, porque puede que ese futuro nunca llegue. No desperdicies el presente, no pienses que tu verdadera vida empezará en otro momento, tu verdadera vida es el hoy, es el ahora. El hoy es lo único que tenemos. ¡Aprovéchalo!

Lucha por tus sueños desde hoy. Crea tu presente, también tu futuro pero empieza por hoy que es lo que realmente tienes. Disfruta cada día. No aplaces ser feliz. No te dejes llevar por lo que se supone que se espera de ti. Sal del bucle, del vivir en modo piloto automático, de ser un zombie. 

Hace tiempo un amigo que se marchó inesperadamente me enseñó todas estas lecciones. De un día para otro, casi sin darme tiempo ni a respirar. Ya han pasado más de diez años, pero nunca olvidaré todo lo que aprendí. Y por supuesto, nunca dejaré de hacer lo más importante, ponerlo en práctica. Hacerlo realidad.