viernes, 25 de noviembre de 2016

¡Mi bebé es una niña! Y recursos para vivir de manera consciente tu embarazo.

Tal y como me siento :)


Como ya sabes (porque te lo conté en el post anterior), estoy embarazada. Me gustaría contarte que esta semana ha sido muy importante para mí (¡estoy de subidón!), y es que hemos tenido la ecografía de las 20 semanas, en la cual además de decirnos que todo va bien, nos han desvelado el sexo de nuestro bebé...¡y es una niña! ¡Voy a ser la mamá de una chica preciosa! La verdad es que es muy emocionante empezar a conocer estas cosas sobre nuestro bebé, cuantas más cosas sé sobre ella (como por ejemplo lo inquieta que es y lo mucho que se mueve), más la quiero. Y más contenta estoy de saber que voy a ser su madre.

Desde que me enteré de que estaba embarazada todo mi mundo está cambiando. En mi caso poco a poco, y es que cada mujer es diferente,y aunque estoy convencida de que cada una lo vivimos de distinta manera, según nuestra forma de ser, dependiendo de nuestra personalidad... igualmente todas estamos llenas de ilusión y emoción, llenas de bonitas expectativas ante la llegada de nuestro bebé.

Llegados a este punto me gustaría hacer un apunte, y es que personalmente los términos "embarazo consciente", "maternidad consciente", "crianza con apego"... no me van del todo, porque considero que (en general, que luego hay casos y casos) todas las madres y padres tienen apego a sus hijos (opten por unos caminos u otros, y creo que elijan lo que elijan lo hacen pensando en que en su caso es lo mejor), y que todas las mujeres que tienen un embarazo deseado lo viven conscientemente (cada una a su manera, pero igualmente con amor).

Dicho esto me gustaría compartir contigo estos vídeos que he descubierto de Monica Mansó, sobre todo si estás embarazada, si planeas estarlo, o simplemente si te apetece curiosear sobre el tema. Y es que en mi caso creo que no tengo otra forma de vivir esto tan intenso que me está pasando, que con todos mis sentidos, soñando despierta, confiando plenamente en mi cuerpo y en mí, tirando de mis instintos, dejando salir a mi yo más asilvestrada, la Carolina más salvaje y natural. Y es que con razón ahora que sé que es niña digo que yo no voy a educar a una princesita, sino a una Pipi Langstrump o una Heidi, porque son los valores con los que me identifico y en los que me gusta vivir mi vida, y los que quiero transmitir a mi hija: la autenticidad, la naturalidad, la conexión con la naturaleza, la imaginación, el ser un "espíritu libre", el creer en una misma...

Estos son lo vídeos de Monica Mansó que más me han gustado y ayudado, espero que te sirvan de ayuda e inspiración a ti también:




Cinco claves para gestionar tus emociones durante tu embarazo




Rituales de preparación para el parto y la maternidad




Cómo prepararte para un parto holístico


Si te apetece dejarme un comentario, que sepas que siempre son bien recibidos. Y sin más dilación, ¡te deseo un buen fin de semana!

2 comentarios:

Las Cosas de Rocío dijo...

Qué ilusión Caro, no sé por qué, pero tenía toda la ensación de que tu bebé es una niña :-), y me encanta los valores con los que te identificas y que quieres transmitirles.
¿Conoces el libro "Mujeres que corren con los lobos" de Clarissa Pinkola Estes? En este libro encontré totalmente mi naturaleza salvaje y la de muchas otras mujeres, porque no queremos ser princesas (como nos tratan de inculcar desde chiquititas en películas y cuentos), sino vivirnos desde nuestro interior.
Te deseo que tu embarazo siga para alante tan bien como hasta ahora y que lo disfrutes al máximo.
Un beso gordo!

Pekeña Carolina dijo...

¡Hola Rocío!

Ainsss ¡¡es tan emocionante saber que mi bebé es una niña!! Mi pequeña Vera, ¡¡seguro que es todo un trasto!!

De ese libro he oído cosas muy buenas y hace poco me lo compré, aunque aún no lo he leído porque estoy con otros sobre embarazo y parto (que predecible ¿verdad? pero parece que ahora es lo que toca...). Pero me encanta saber que a ti también te ha gustado, como a otras amigas mías que me lo han recomendado, ¡así más ganas me dan de empezarlo! Muchas gracias por la recomendación :)

Y sí, estoy harta de la historia de la princesita, ¡yo jamás quise ser princesa! No quería muñecas ni historias de esas, recuerdo que sólo quería jugar con mis peluches (los animales me han encantado desde siempre) y ser exploradora...luego estuve 8 años en un grupo scout así que parte de ese sueño se cumplió. Y mi hija será lo que quiera ser, exploradora, astronauta, piloto de carreras o lo que ella quiera...pero no le enseñaré a que espere sumisa a un príncipe azul que venga a rescatarla, ¡sino a que ella misma luche por sus sueños!

Muchas gracias por tus buenos deseos, ¡eres un encanto! ¡Un abrazo!