miércoles, 10 de febrero de 2016

Potaje de garbanzos y alubia blanca con calabaza.

Esta y otras fotos las podéis ver en mi cuenta de Instagram


Llevo mucho tiempo sin publicar una receta, y hoy quiero acabar con esta sequía con un plato sabroso, nutritivo y contundente. ¿Sabéis que este 2016 es el año internacional de las legumbres? La ONU se propone con ello sensibilizar a la población sobre las ventajas nutricionales de las legumbres, como parte de una producción de alimentos sostenible. Y a mi genial que me parece, ya era hora de que alguien pusiese en valor este alimento tan denostado y abandonado en los últimos tiempos (aunque parece que con la crisis se ha recuperado un poco).

La receta de hoy es muy sencilla, no tiene ninguna complicación más que la de pelar e introducir ingredientes. Podemos decir que se hace casi sin manchar nada (ya que se hace todo en la misma olla), y además no se gasta mucha energía porque se cocina en un momentito en la olla expréss. Apto para nivel "no sé cocinar nada", o "no tengo tiempo para meterme en la cocina". Así que ¡ya no tenéis excusas para no comer bien!


Ingredientes

- Medio kilo de garbanzos y alubias blancas que habremos puesto en remojo la noche anterior.

- Una cebolla.

- Una cabeza de ajo.

- Cuatro zanahorias,

- Una calabaza con forma de pera.

- Dos hojas de laurel.

- Tres tomates secos.

- Dos cucharadas de pimentón de la vera.

- Agua hasta cubrir.

- Sal yodada al gusto.

- Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.


Manera de hacerse: Primero meteremos en nuestra olla a presión las legumbres previamente remojadas, para a continuación comenzar a echar en ella el resto de los ingredientes (la cebolla entera y pelada, la cabeza de ajo entera sin pelar, las zanahorias peladas y en trozos pequeños, la calabaza pelada y en dados de tamaño medio-grande, las hojas de laurel, los tomates secos, el pimentón, la sal, el aove y el suficiente agua como para que lo cubra todo y además haya un par de dedos de agua de más).

A continuación cerraremos bien la olla expréss y la tendremos a fuego medio-bajo durante 30 minutos (desde que suba el pitorrillo). Pasado este tiempo apagaremos el fuego y la abriremos en un rato, cuando haya expulsado toda la presión.

Servimos y disfrutamos.


Si además le añadimos judías verdes en trozos y acelga, tendremos un maravilloso cocido sevillano, el que se ha hecho en mi casa de toda la vida,del que disfruto desde que era pequeña (aunque ahora sin ningún producto de origen animal). Esta receta es sólo una versión para cuando no se tienen todos los ingredientes en casa pero apetece comer este plato, como me ha pasado a mi en más de una ocasión.

También podemos añadirle cereal integral si nos apetece un plato más contundente.  A veces cuando me sobra mucho caldo le echo arroz integral al día siguiente, y queda buenísimo. Cascote le llamamos allí. Está de vicio, y si no ya me contaréis.

Espero que os guste. Perdonad la calidad de las fotos pero últimamente sólo las hago con el móvil entre otras cosas para subirlas a instagram,que es la red social en la que estoy más activa (podéis seguirme por allí también si os apetece). Ya sabéis que este humilde blog no tiene ningún interés en convertirse en un blog profesional, sino que es un sitio en el que disfruto escribiendo y compartiendo las cosas que me interesan y me resuenan por dentro, así que para mí a veces, la foto y la estética viene a ser lo de menos (me gusta la comida real y casera del día a día, sin frustraciones, sin más pretensión que la de nutrirnos y disfrutar con su sabor). Nos vemos pronto. ¡Feliz miércoles!

4 comentarios:

Liliana Fuchs dijo...

Cuando me enteré de que este era el año de las legumbres me alegré un montón, ¡me encantan! Y hay que reivindicarlas mucho más, además son taaaan versátiles que es una pena que la gente se quede en el cocido y la fabada.

Yo hago potajes y guisotes con legumbres y calabaza siguiendo un método muy parecido a tu receta, en realidad improvisando un poco con lo que tengo en la despensa :). Muy rico!

Pekeña Carolina dijo...

La verdad es que yo no sé que sería de mi cocina sin las legumbres. Mi madre me enseñó a cocinar cuando me hice vegetariana y no sabía hacer nada, así que adaptó sus potajes para que yo pudiera hacerlos, vamos, igual que los hacía pero sin ponerle el chorizo, la morcilla o lo que tocase... Entonces me di cuenta de lo fácil que son de hacer los platos de cuchara, y ahora en mi propia casa caen varios todas las semanas.

Y sí, son muy versátiles, en verano hago muchas ensaladas de legumbres, hago una marroquí con lentejas, arroz y especias ¡¡que está de muerte!! Por no hablar de las hamburguesas de legumbre, patés como el hummus...etc.

¡Un abrazo y muchas gracias por pasarte por aquí, soy muy fan tuya!

Garbanzos De daganzo dijo...

Hay que consumir legumbres todas las semanas! son muy sanas!
#garbanzosdedaganzo #sinherbicidas

Pekeña Carolina dijo...

¡Y además varias veces por semana! ¡Un abrazo Garbanzos de daganzo!