jueves, 6 de noviembre de 2014

Viajando por las provincias de Jaén y Granada.

¡Olivos por todas partes! ¡Como se nota que estamos en Jaén!

Hace cosa de un mes Paco y yo pudimos disfrutar de nuestra primera escapada de este otoño. Queríamos naturaleza y sur, así que no se nos ocurrió mejor lugar para realizar nuestra escapada que recorriendo parte de Jaén y de Granada, provincias de mi querida y amada Andalucía.

Que bonita Úbeda con sus monumentos

Una de las plazas donde "terrazeamos" un poquito

Patio de la Casa Mudéjar

Decidimos pasar tres noches en el pueblo de Cazorla, pero el primer día estuvimos viajando y conociendo Úbeda. Úbeda es una ciudad preciosa, llena de monumentos y encanto. Aprovechamos el primer día de nuestras vacaciones paseando, viendo el Museo Arqueológico de Úbeda (Casa Mudéjar), comprando aceite de oliva virgen extra en una de las cooperativas de la ciudad, y terrazeando un poco (y es que hacía muy buen tiempo). Gracias a Úbeda disfrutamos de un primer día de vacaciones maravilloso.

Vistas desde la Casa Rural donde nos hospedamos

Iglesia de Santa María, en ruinas

La sala del Museo de Artes y Costumbres Populares que más me gustó

Vistas del pueblo de Cazorla desde el Castillo de la Yedra

En Cazorla nos hospedamos en la casa rural Calabaza&Nueces, en la cual estuvimos muy a gusto, y desde la que pudimos disfrutar de unas maravillosas vistas durante nuestros desayunos (para mí lo mejor de donde nos hospedamos, su maravillosa terraza compartida en la que se disfrutaba de la paz que da aquel lugar,...).

El segundo día enseguida bajamos al pueblo, directos a la oficina de turismo, que estaba situada en un lugar muy peculiar, en las mismas ruinas de la Iglesia de Santa María. Las ruinas eran muy bonitas, y los chicos de la oficina de turismo encantadores. Luego fuimos al Castillo de la Yedra, que alberga en su interior el Museo de Artes y Costumbres Populares del Alto Guadalquivir. La visita guiada es gratuita, y también bastante recomendable, nos gustó mucho conocer como había sido la vida de los habitantes del maravilloso Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas.

Hamburguesas de lentejas veganas con tomate aliñao

Revuelto de setas vegetariano

Croquetas de espinacas veganas

Llegó la hora de comer, y nos acercamos a la Casa del Pueblo (preguntad porque no aparece en las típicas listas que nos dan a los turistas y viajeros). Nos sorprendió mucho saber que en Cazorla se puede comer vegano y vegetariano, para nosotros fue una sorpresa maravillosa. La Casa del Pueblo es un lugar austero y modesto, pero donde puedes comer rico y a muy buen precio. Además son dog-friendly, si vas con tu perro no tendrás problemas para entrar. Encarna se dió cuenta de que el número de vegetarianos y veganos está en aumento, y por eso se encarga de ponerte una buena veggie-tapa casera con tu caña o refresco. Precios muy populares y una atención encantadora por parte de Encarna. Nos quedamos con las ganas de probar su cous cous de los domingos, pero volveremos cuando de nuevo estemos por la zona. ¡No nos cabe ninguna duda!

Mirador en pleno Parque Natural

Hicimos muy buenos amigos por allí :)

Vimos muchos ciervos pero pocos se dejaban fotografiar

Por la tarde y con la tripa llena de ricas tapas, decidimos aventurarnos un poco y visitar el Nacimiento del Guadalquivir. Camino a él encontramos varios miradores preciosos, ardillas, zorros,...naturaleza a tope. Una vez allí pronto encontramos ciervos, y como era época, pudimos escuchar un poco la berrea. Pasamos una tarde estupenda, respirando aire puro y disfrutando de la naturaleza.

Río Cerezuelo

Al día siguiente seguimos visitando el pueblo de Cazorla y sus alrededores. Hicimos una visita guiada que ofrecen en la oficina de turismo, que consiste en visitar el río Cerezuelo, que transcurre en el subsuelo de la plaza de Santa María, ya que es un río que se encuentra abovedado. Es muy curioso que abovedaran el río para poder construir la Iglesia, ahora en ruinas en parte por este hecho. Y es que a veces el hombre quiere imponerse, pero la naturaleza es más sabia, y siempre tiene la última palabra,...La visita os la recomiendo al 100%, son 3 euros junto con la visita a un molino de piedra antiguo, y los chicos que la realizan son muy simpáticos y hacen de la visita un rato muy agradable y entretenido.

Castillo de la Iruela

Anfiteatro

Restos de murallas

Las ruinas de un precioso lugar

Por la tarde decidimos visitar el Castillo de La Iruela, un pueblecito muy cercano a Cazorla. Sin duda de visita obligada, no esperábamos encontrarnos aquella maravilla. Se trata de un castillo árabe-medieval, del que destaca su torre del homenaje. Junto a él un anfiteatro. Un lugar mágico en el que perderse.

Calle típica de Quesada

Al día siguiente partimos rumbo Cortes de Baza. Pero antes de llegar teníamos ante nosotros un hermoso camino por recorrer. Nuestra primera parada fue en Quesada. Un pueblo lleno de calles blancas y plantas. Es curioso ver pisadas pintadas en el suelo, no hay más que seguirlas para llegar a los lugares más bonitos del pueblo.

¿Te atreves a entrar?

Interior de la Cueva del Agua

¡Agua!

Interior del Santuario de Tíscar

Nuestra siguiente parada fue en Tíscar. Fuimos directos a la Cueva del Agua, ya que nos habían contado que es muy curiosa y bonita, que no nos la podíamos perder. Sin duda me impresionó, desde fuera solo ves una pequeña entrada a la cueva y oscuridad, no era capaz de imaginarme lo que me iba a encontrar dentro. Según la tradición la virgen se apareció allí, por eso es también conocida como la Cueva de la Virgen de Tíscar. Cerca se encuentra el Santuario de Tíscar, que también visitamos y que además justo pillamos en plena romería.

Embalse de la Bolera

La última parada del día la hicimos en el Embalse de la Bolera. ¿Os gustan este tipo de lugares? ¡A nosotros nos encantan!

Fijaos en la pasarela de madera de la izquierda,...¡es impresionante!

Puente móvil

Ya estábamos en el Altiplano Granadino. Como en Cortes de Baza no había mucho que hacer, decidimos pasar el día en el Parque Natural de la Sierra de Castril. Lo primero que hicimos fue dirigirnos a Castril de la Peña. En la parte inferior del pueblo discurre el río Castril, junto al que sigue en paralelo una pasarela de madera, la cual tomamos para realizar un pequeño pero delicioso camino. Más adelante nos encontramos con un divertido puente colgante, y una pequeña gruta, en cuyo interior hay una gran oscuridad. Aunque el paseo es corto merece mucho la pena, es un sitio muy curioso y lleno de belleza.

La Peña de Castril

Más tarde paseamos por las calles de Castril de la Peña, y después nos aventuramos a perdernos un poco en su sierra, concretamente por el sendero señalizado de la Cerrada de la Magdalena.

Hamburguesas de lentejas

¡Una comida deliciosa!

Llegó la hora de volver a dormir donde nos alojábamos, no sin antes degustar una riquísima cena realizada por Maria Luisa. Cenamos una deliciosa paella vegetal, y unos entrantes compuestos por unas hamburguesas de lentejas. Luego una infusión bien calentita. ¡Y a la cama!

Si estás de paso por Cortes de Baza, eres vegetariano o vegano y no sabes donde comer, te recomiendo que te acerques al bar situado en el Hotel Rural La Posada. Maria Luisa tiene muy buena mano con la comida, lo notarás.

Y con esto termina nuestra primera escapada de este otoño. Espero que tengáis un fin de semana estupendo. ¡Feliz viernes!

4 comentarios:

Ester de la Fuente dijo...

Que viaje tan bien aprovechado!!! Visteis un montón de cosas!! Me encantan este tipo de viajecitos: naturaleza, cultura, buena comida... y sin ir muy lejos!! Genial Carol, me alegro de que lo disfrutarais ;)
Ah, estás muy guapa en las fotos!! Besitos y feliz viernes!!

Nutricion Esencial dijo...

Un viaje muy bonito!!. Gracias por compartirlo con nosotros. Tomamos nota para futuros viajes, siempre es un gusto tener referencias de sitios chulos para ir, y también para comer vegetariano!!!. Un abrazo enorme!!.

Pekeña Carolina dijo...

Gracias chicas por vuestros comentarios!! Para mi todo un placer compartir con vosotras nuestro viaje, y dar ideas por si algún día os animáis a viajar por aquella zona!! Besos lindas!!

Paloma dijo...

Veo que estuviste por Castril!! Qué bonito volver a ver imágenes de aquellas tierras! :)