jueves, 13 de noviembre de 2014

Pan integral de trigo y centeno.

¡Hecho en casa!

Hace tiempo que odio el pan industrial. Me parece una aberración que las "panaderías" de nuestro país no sean realmente panaderías, sino lugares donde se mete en el horno un "pan" precocinado, industrial y plasticoso, refinado, lleno de aditivos y de ingredientes que en lugar de nutrirnos, hacen daño a nuestra salud.

Ante esto era obvio que había que buscar alguna alternativa, y aunque hay empresas y panaderías artesanas que sí que producen verdadero pan integral de calidad, a mí me gusta lo casero, lo hecho en casa por mí.

La reina de la casa dando su visto bueno

Desde que me vine a vivir a Madrid este pan se ha convertido ya en todo un clásico en nuestra casa. Es tan fácil hacerlo, que no da pereza. No hay que amasar, no hay que mancharse, no hay que enredar mucho en la cocina. Se trata del pan de Ana Moreno, una receta ideal para iniciarse en el fascinante mundo del pan. Os dejo con la receta.

Ingredientes:

- 250 gramos de harina integral de trigo.
- 250 gramos de harina integral de centeno.
- Una cucharadita de sal marina.
- 25 gramos de levadura fresca de panadería.
- 375 ml de agua templada.
- Un puñado de semillas de amapola.

Manera de hacerse: Mezclamos las harinas con la sal y la levadura. Añadimos poco a poco el agua, mezclando con una espátula, hasta que esté bien integrada. Ir echando poco a poco, teniendo en cuenta no pasarnos ni quedarnos cortos (a veces la masa puede necesitar un poco más o un poco menos de agua).
Forramos un molde alargado con papel vegetal. Añadimos la masa dándole la forma deseada. Espolvoreamos las semillas de amapola por encima. Hacemos unos pequeños cortes transversales en la parte superior del pan. Lo horneamos durante 25 minutos con el horno precalentado a 220 º. Lo seguimos horneando 35 minutos más, pero a 175 º. ¡Ya tenemos listo nuestro pan!



Os dejo el video de Canal Cocina en el que Ana Moreno realiza esta receta. Si lo veis no os quedará ninguna duda. A nosotros nos encanta comer este pan de muchas maneras, tal cual o en el desayuno con unas gotitas de miel de caña, con mermelada casera, con ajo y unas rodajas de tomate, con guacamole, humus,...hay miles de opciones.

Tenía ganas de subiros la receta porque a pesar de lo sano y rico que sale este pan, esta va a ser la última vez que lo haremos en casa en mucho tiempo. La razón es que tanto Paco como yo vamos a empezar una dieta anticándida, así que entre otras cosas no podremos tomar gluten ni levaduras. Pero cuando curemos nuestra candidiasis ¡volveremos a hacerla! Así que si coméis pan industrial, os recomiendo que lo dejéis a la de ya y hagáis en casa vuestro propio pan. Estoy segura de que una vez que lo probéis, ¡nunca más volveréis al pan industrial!

10 comentarios:

Ester de la Fuente dijo...

Muerte al pan industrial!! jajaja Yo también lo odio, es tan asqueroso.. Nada como el pan artesano, hecho a mano con cariño... Tu pan tiene una pinta estupenda, lo que daría por probar un trocito!! ;)
Yo con este tema soy bastante perezosa... nunca lo hago en casa, aunque sé que no es tan difícil!! Normalmente lo compro en un supermercado ecológico cerca de casa, super casero y delicioso!!
Mucha suerte con vuestra nueva dieta, espero que sea efectiva ;-) Besitos guapa!!

Bego Orive dijo...

Pintaza que tiene el pan Carol!

Un día de estos lo pruebo y ya te contaré.
Un bexito fuerte

Mijú dijo...

Estupendo pan caserito :-))
Yo compro el pan en una panadería de verdad, que solo trabaja con masa madre y utiliza muchos granos diferentes al trigo y luego los enriquece con semillas, hortalizas, frutos secos...
No al pan industrial :-((((
Un saludito

Pekeña Carolina dijo...

Hola Ester!! Si un dia te apetece hacer pan en casa, de verdad, prueba esta receta!! Es que no hay que amasar, no hay que hacer nada raro, es igual de fácil que hacer un bizcocho!! Y muchas gracias por tus ánimos con la nueva dieta!! Como ya sabes ya hemos empezado, y de momento, vamos bien!! Besitos!!

Pekeña Carolina dijo...

Gracias Bego!! Pruebalo que esta muy rico!! Besitos!!

Pekeña Carolina dijo...

Hola Miju!! Que bien que compres en un sitio tan estupendo!! Pan del de verdad, nada de malas imitaciones!!Muchos besitos!!

Anónimo dijo...

Hola! Gracias por tu receta, el pan se ve buenisímo. Nunca he hecho pan porque eso de amadar y hacer masas madres es muy avanzado para el nivel que tengo, por eso me decidí a hacer tu receta. Una consulta: puedo reemplazar la levadura fresca (no he conseguido) por seca o de cerveza?, ¿cuál sería la equivalencia?

Pekeña Carolina dijo...

¡Hola Anónimo! Lo primero de todo gracias por comentar. Yo tampoco he hecho panes con masa madre, es mi asignatura pendiente y estoy deseando probar a hacerlo, pero este pan puede hacerse sin tener ni idea de como hacer pan! Eso sí, la levadura tiene que ser fresca, yo una vez lo hice con levadura seca tipo royal y el resultado tuve que tirarlo a la basura... Puedes encontrar levadura fresca en grandes superficies, en mercadona por ejemplo la venden en la sección de los yogures, junto a las mantequillas. Son unos cubitos pequeños. No es difícil de conseguir. ¡Un abrazo y muchas gracias por pasarte por aquí!

Anónimo dijo...

Hola Carolina! Como me gustó tanto tu receta, me di a la tarea de encontrar la levadura fresca. Vivo en Colombia y aquí no la venden en los supermercados (ojalá Mercadona tuviera sucursal acá, me facilitaría mucho la vida jejeje), pero averiguando en una panadería muy reconocida, me recomendaron una tienda de insumos industriales donde me vendieron al detal!.

Hoy hice mi primer pan, el olor es increíble tanto que mi perro lo siguió de cerca hasta que le dimos su porción, la cual aprobó. Tengo que ajustar los tiempos de cocción porque el horno es algo fuerte y al cabo de la hora aún estaba algo crudo por dentro y muy crujiente en el exterior. Pero en las siguientes versiones, creo que lo lograré. El sabor muy agradable.

Pekeña Carolina dijo...

Hola! Me alegro muchísimo de que hayas hecho pan en casa! Verás como rápido le coges el truquillo, y ya no vuelves casi a comprar,...jajaja. Es la época de la revolución del hecho en casa, con cariño, con amor,...No hay nada que pueda compararse con eso!! Un besote!! Por cierto que lindo tu perrito!!