lunes, 6 de octubre de 2014

Restaurante Vegetariano Vegaviana.

Visto en Tripadvisor, aquí.

La semana pasada tuvimos la suerte de pasar un día estupendo en el centro de la ciudad. Hacía tiempo que no nos acercábamos por allí, y la verdad es que nos lo pasamos genial. El centro de Madrid es un lugar bullicioso, con cierta algarabía, pero también un sitio lleno de sorpresas y lugares en los que comer muy bien vegano y vegetariano. El paraíso para una pareja de vegetarianos como nosotros.

Después de ocupar nuestro tiempo disfrutando de diversas cosillas por la mañana, llegó la hora de la comida. Teníamos hambre y nos apetecía mucho probar a comer en un sitio nuevo, al que nunca habíamos ido antes. Teníamos en mente el restaurante Vegaviana (en Chueca, situado en la calle Pelayo 35), ya que habíamos oído hablar muy bien sobre él, y queríamos comprobar por nosotros mismos si las críticas eran acertadas. Así que ni cortos ni perezosos, nos fuimos hasta allí.

Como era viernes a mediodía, a parte de carta tenían menú del día. El menú constaba de bebida, primero, segundo y postre. Como nos gustaron las opciones que ofrecían, nos decantamos por el menú.

¡Comenzando mi almuerzo!

Para beber pedimos agua, y como primer plato pedí una Ensalada con Queso Feta. Sencilla pero rica, estoy aprendiendo que las ensaladas son una opción estupenda para empezar las comidas. Ideales para abrir boca.

Un potaje más que rico

Mi chico tiró más a por un plato de cuchara de toda la vida, y por eso eligió unos Garbanzos al Azafrán. Yo los probé y estaban espectaculares. Muy ricos. Este plato era vegano, y la tercera opción de los primeros del menú también lo era (una crema de calabacín).

¡Al rico cous cous!

Como segundo plato nos ofrecieron dos opciones. La primera era una especie de plato combinado, y la segunda un Cous Cous con Verduras, que fue mi elección. Me gustó mucho, las verduras estaban muy sabrosas, muy bien rehogadas, por lo que disfruté mucho del plato.

Un poco de todo para disfrutar del almuerzo

Mi chico optó por el Plato Vegaviana. Este plato llevaba unos guisantes rehogados con cebolla y zanahoria, paella vegetal, caponata de berenjenas y mini hamburguesa vegetariana. Los veganos tenían la opción de pedir el plato sin hamburguesa, pero con un poco de más cantidad del resto de ingredientes.

A mi chico le chifla el tiramisú

Los postres eran todos vegetarianos, para los veganos solo había fruta. Mi chico pidió un Tiramisú, que es un postre que le encanta. Yo no quise tomar postre, así que opté por un Té Rojo.

Vegaviana nos gustó mucho porque comimos estupendamente. Triunfaron especialmente los garbanzos al azafrán y el cous cous con verduras. Como puntos positivos la comida, casera, sana y sabrosa, el trato del personal, bueno y además rápido (cosa que valoro mucho después de haber tenido experiencias negativas en otros sitios en este sentido), el ambiente tranquilo y familiar, la buena relación calidad precio (con precios muy asequibles), y además otro punto a destacar es que tienen tronas para bebés (cosa necesaria para muchas familias vegetarianas). Como puntos negativos, que no hubiese más variedad de postres para veganos, la decoración del local que no era muy allá, y que aunque la mayor parte de la carta y el menú son vegetarianos, vimos que sirven algún plato que no lo es, como pollo de corral.

¿Nuestro veredicto? ¡¡Repetiremos!!, nos encanta la comida casera de calidad a buen precio, y el trato competente y familiar.

Y vosotros, ¿habéis comido alguna vez en este restaurante? ¿os ha gustado? Si queréis podéis compartir vuestra experiencia con nosotros en forma de comentario. ¡Que tengáis un buen inicio de semana!

2 comentarios:

Ester de la Fuente dijo...

Que buena comida!! Yo también hubiera elegido el potaje, ahora ya van apeteciendo platos de cuchara, y que ricos!! En Mallorca también hay unos cuantos restaurantes de este tipo, vegetarianos y veganos, que ofrecen menús a muy buen precio y comida casera y deliciosa. Que suerte poder comer así de bien fuera de casa!! :) Gracias por compartir la experiencia guapa, besos!!

Pekeña Carolina dijo...

¡Hola Ester! A mi los potajes me encantan, en casa los comemos de dos a tres veces por semana. De hecho, hoy nos toca comer un guiso de lentejas :)

Este tipo de restaurantes me gustan porque no usan ingredientes raros, sino cocina casera, sana, con ingredientes sencillos,...y a buen precio. Para un día especial a lo mejor prefieres comer algo más sofisticado, pero para el día a día, ¡está genial!

Muchos besitos y gracias por comentar ;)