viernes, 10 de octubre de 2014

Historias que me inspiran: Luciano Bonfico.


Esta es el primera entrada de una serie de posts que voy a publicar sobre personas que me inspiran y me motivan. Con su ejemplo de vida sana y natural se han convertido en una fuente de inspiración para mí, motivándome y ayudándome a desterrar esquemas mentales caducos en los que estaba anclada. Actualmente estoy viviendo muchos cambios personales, he iniciado un camino hacia la felicidad que no pienso dejar. Un camino en el que llevo toda la vida pensando, pero que hasta ahora no había empezado. Me empiezo a sentir plena y dichosa, a disfrutar del camino, a ver resultados,...A QUERERME en mayúsculas, a cuidarme y a mimarme como me merezco. Como todos nos merecemos, porque tú también te mereces la oportunidad de ser la mejor versión de ti mismo.

De Luciano Bonfico me llamó la atención su cambio radical, y su amor por la vida y por los animales (¡me encanta su gato Mapache!). Pasar de pesar 150 kilos, tener diabetes, estar ingresado en una clínica con un pésimo estado de salud... a encontrarse delgado, completamente sano y feliz, no debe ser nada fácil. Y todo eso lo logró gracias a un estilo de vida crudivegano. Poco a poco pero con muchas ganas, consiguió todo lo que quería. Y para ayudar a otros que se encontrasen en su misma situación creó una página web llamada Recetas Crudas, en la que podéis encontrar recetas, ideas para comer en todo un día,... Su estilo de vida me motiva a cuidarme y a consumir vegetales y frutas crudas. A incluirlas más a menudo en mi dieta. Y sobre todo, lo que ha conseguido en mí Luciano Bonfico con su testimonio, es contagiarme las ganas de llevar a cabo un cambio en mi vida. Un cambio muy bonito, que ya he iniciado. Os dejo con una entrevista suya en la que nos cuenta su experiencia, y con un texto que compartió en su facebook, que me llegó muy adentro, y que pienso que puede ayudar a cualquier persona que justo esté empezando a cuidarse.

Buenos Aires, 8 de Junio de 2014
Esto que escribo hoy es para todas las personas que me escriben y me cuentan que se ven mal, que no están contentas cómo están, que no se sienten bien y también para aquellas personas que me puedan estar leyendo en este momento y lo necesiten. Quiero darles ánimo, quiero encontrar una forma de motivarles para que estén bien, decirles que se puede, que tienen que confiar en ustedes mismos, saben que yo en una etapa de mi vida me encontraba tan mal y sólo que ya nadie confiaba en mí, nadie creía que con 150 kilos, totalmente abandonado, sin energía ni ánimos de hacer nada en mi vida, con una alimentación tóxica, con la diabetes y la glucosa en 500 al borde la muerte, un día iba a hacer clic y poder revertir todo eso. Hoy, después de 2 años y medio, ya estoy en 80 kilos y con una vida saludable, lleno de energía y felicidad. ¿Y saben qué fue lo que me permitió cambiar? El secreto fue que nunca dejé de creer en mí, aún en mi peor momento, cuando ya nadie más lo hacía, yo creí en mí. Por eso quiero decirles, no esperen que los demás crean en ustedes, sean ustedes los que crean en ustedes mismos y todo va a estar bien. Lo que ven hoy y no les gusta en ustedes, es un reflejo del pasado, algo que tal vez no hicieron bien ya sea con respecto a la alimentación o en la parte emocional de sus vidas que los llevó a estar cómo están, no vivan el pasado, vivan su presente. A partir del momento que me cuentan que se empezaron a cuidar, a querer, a valorar, este es su presente, por más que en algunos casos tengan mucho sobre peso, en otros estén por debajo de su peso, a eso me refiero que es el pasado, por más que hoy un espejo o una balanza les muestre algo con lo que no están a gusto, es un simple reflejo de lo que hicieron y acumularon en su pasado, no refleja su presente porque tienen que saber que su presente es distinto, su presente es comenzar a soltar todo eso, y es de a poco y a veces lleva tiempo, por eso tienen que ser pacientes, no desesperarse, ir de a poco pero con convicción y seguridad, tengan tranquilidad porque su presente es los cambios que ya empezaron a hacer, cambios que tienen que ser motivación para seguir adelante y no desanimarse. Empezaron a quererse y a veces no son conscientes o no se dan cuenta, de estas pequeñas cosas que empezaron a hacer por ustedes pero que tienen un valor incalculable, como salir a caminar, preocuparse porque no les faltan las frutas y vegetales en casa, cosas simples que tal vez al principio cuestan un montón pero luego se convierte en una forma de vida y ya sale casi automático, naturalmente y su cuerpo les pedirá hacer ejercicio porque quiere estar bien. Y si aún no empezaron a hacerlo, este es el momento, abran la puerta de esa prisión interior que los mantiene encerrados, el poder de hacerlo y la llave para abrirla está en ustedes, se encuentra en su interior, por eso búsquenla para encontrarla sean sus propios maestros, escuchen sus cuerpos y sean felices. No se queden sólo con todo lo bueno que tienen para darse a ustedes mismos, de a poco también ayuden a otras personas que lo necesiten, a los animales no humanos también, todos tenemos algo bueno para dar y compartir, cuando damos lo mejor de nosotros empieza a fluir una energía positiva a nuestro alrededor, eso que llaman buena vibra y empieza a cobrar sentido la vida, claro que todos podemos tener un mal día, un accidente o cualquier obstáculo o barrera que nos dificulte lograr nuestros objetivos pero la actitud con la que encaremos la vida será lo que nos llevé a superar esos obstáculos y atravesarlos con alegría y plenitud así como también la parte emocional influye al cargar con cargas pesadas del pasado, por eso anímense a soltar un poco más, desprenderse de todo eso malo que formó parte de su pasado, vivan el hoy, con muchas frutas crudas y vegetales crudos, llenen de vida su vida. ¡Este es el momento, este es su momento, ánimo, si yo pude, ustedes también!
Luciano Bonfico


Muy motivador, ¿verdad? ¡Que paséis un estupendo fin de semana!

4 comentarios:

Ester de la Fuente dijo...

Ya leí su historia en Facebook hace tiempo... la verdad es que es sorprendente!! Y también muy inspiradora!! La prueba de que nunca hay que darlo todo por perdido... y de que el estilo de vida vegano es el mejor para la salud!! Gracias por compartirlo! Besos guapa

Pekeña Carolina dijo...

¡Hola Ester! ¡Por supuesto que nunca hay que darlo todo por vencido! Aunque he de confesar que yo lo he dado por vencido muuchas veces, tantas y tantas que ya no confiaba en mí misma. pero que equivocada estaba. Ahora estoy renaciendo, dándome cuenta de que puedo, de que si Luciano y muchas otras personas que me inspiran y motivan pueden, ¡¡yo también!! La clave está en CREAR tu vida, en no sentarte a ver pasar tu vida, sino crearla activamente tu mismo, día a día, con constancia y compromiso por hacer las cosas bien por tí mismo. Muchas gracias por comentar!! Besitos!!

¿Y si nos cuidamos? dijo...

Nunca había leido yo nada de éste hombre! que fuerte, pinta muy bien!!
Desde luego a ti parece que te ha tocado con una barita mágica!!!!!
Un beso princesa!!

Pekeña Carolina dijo...

Pues me alegro que lo hayas conocido gracias a mi blog, Rosa!! Este hombre desprende vibraciones muy positivas!! Un besote!!