jueves, 26 de junio de 2014

¡¡El verano ya llegó!!

Visto en pinterest, aquí

Hace ya unos cuantos días que estamos estrenando la estación veraniega de este 2014. Conozco muchas personas que adoran el invierno, el frío,...y detestan las altas temperaturas del verano. Pero yo no pertenezco a ese grupo de personas, sino ¡al de los amantes del verano! Calorcito, ropa cómoda y ligera, días más largos y llenos de luz, terrazas veraniegas, baños en el mar (ya me gustaría a mi,...) o en la piscina,... ¡El verano me encanta! Y ya ha empezado y yo he estado tan ocupada que no he podido empezar a disfrutarlo... ¡Pero eso a partir de hoy va a cambiar!

En verano seguimos teniendo obligaciones, muchos tendrán que trabajar, otros que estudiar, la casa debe seguirse llevando adelante, los que tengan hijos tendrán que organizarse mejor debido a las vacaciones escolares,...Pero eso no debe impedir que sigamos disfrutando de la vida, que nos paremos en las pequeñas cosas, y por supuesto, en todos los buenos momentos que el verano nos puede brindar.

Aquí os dejo algunas ideas que me gustaría practicar este verano (o al menos intentarlo). Si queréis aportarme otras ideas o contarme lo que vosotros vais a hacer, estaré encantada de recibir vuestros comentarios.

Visto en pinterest aquí

* Seguir con mi plan de buenos hábitos alimenticios. Como ya os he contado en varias ocasiones, estoy intentando mejorar mi alimentación. Además el verano es una época estupenda para aumentar la ingesta de alimentos crudos, consumir más frutas y verduras al natural, en ensaladas,... Así que no hay excusas para no cuidarse.

Visto en pinterest aquí

* Aprovechar para dar largos paseos y hacer un poco de ejercicio. Además con el buen tiempo apetece mucho hacerlo al aire libre, en parques y jardines, en el campo, en la playa,...

Visto en pinterest aquí

* Tomar limonada, zumos, licuados y batidos caseros. Muy en consonancia con los apartados anteriores, es importante hidratarse adecuadamente en esta época de tanta calor, y sobretodo si estamos haciendo ejercicio. También es importante hacer estas bebidas en casa, o al menos controlar la cantidad de azúcares que llevan. Es mejor endulzarlas con estevia, sirope de ágave o miel.

Piscina pública de nuestro pueblo

* Darme unos buenos baños en la piscina del pueblo. A falta de mar, nos refrescaremos en la piscina. Los que tengáis la suerte de tener la playa cerca, aprovecharla mucho. El agua de mar es muy beneficiosa para la salud, por el yodo y los minerales que tiene. Para mí el mar es un gran spa natural, un tratamiento de belleza gratuito, nunca me cansaré de decirlo.

Calles de Sanabria. Visto en pinterest aquí

* Hacer algún viaje, o excursión. Si tenemos la suerte de tener vacaciones o unos días libres y ociosos, podemos viajar a algún lugar por descubrir y disfrutar de unos días de turismo. Si esto no es posible, siempre hay lugares en nuestra propia localidad que nos sorprenderán. Y ojo, que por suerte en verano, el turismo de interior ¡también existe! (hay muchos pueblos con encanto que nos están esperando)...

Helado de plátano con vainilla, higos, arándanos y moras. Foto sacada de aquí, de Lorena Dominguez, del blog La vida es vegan

* Hacer helados caseros. El año pasado me compré una heladera, con la que por ejemplo, con un poco de yogur y frutas se pueden hacer helados estupendos. Este año estoy descubriendo los helados crudiveganos. Ricos, sanos y naturales, he descubierto que uno también puede cuidarse comiendo un buen helado.

Visto en pinterest aquí

* Aprovechar para leer más libros. Esto me lo propuse a principios de año, pero no lo estoy cumpliendo. Sin embargo el verano puede ser una época estupenda para retomar la lectura, y de hecho pienso hacerlo. Hay miles de libros con temáticas diferentes, y bibliotecas donde los prestan de forma gratuita. Y eso por no hablar del bookcrossing o de ese libro que tenemos olvidado en la estantería. ¡Únete conmigo a retomar la lectura!

Visto en pinterest aquí

* Aprender a hacer algo nuevo. Creo que el verano en un buen momento para dar rienda suelta a la creatividad, a nuestras ganas de aprender y de crear algo con nuestras manos. Si hay algo que te apetece hacer y que has estado postergando durante todo el año ¡éste es el mejor momento para llevarlo a cabo! Desde aprender a hacer jabón en casa, crear tu propio huerto urbano, decorar la casa, escribir, tocar la guitarra,...cualquier cosa que realmente quieras hacer y para la que nunca encuentras tiempo.

Visto en pinterest aquí 

* Disfrutar de un buen picnic al aire libre. Como el buen tiempo acompaña, es el momento idóneo para coger la tartera y un buen mantel, y tirarnos al césped con él....Desde luego, mucho mejor que cenar en el sofá con la tele puesta. Salir, tomar un poco el sol, estar en contacto con la naturaleza,...además de disfrutar de una charla distendida con tus amigos o pareja,... Es un planazo para repetir durante todo el verano, ¿no creéis?

Visto en pinterest aquí

* Y por supuesto ¡descansar!. Nunca debemos olvidarnos de este punto. Descansar es saludable y necesario, por eso para mí aprovechar el tiempo de verano no significa hacer cosas sin parar, sino vivirlo lentamente, saborearlo, al modo slow. Sino seguramente acabaremos necesitando unas vacaciones de las vacaciones. Y no es eso lo que queremos, ¿verdad?

¿Os han gustado estas ideas? ¿Qué vais a hacer vosotros este verano? Espero que paséis un buen fin de semana, y por supuesto ¡un verano estupendo!

2 comentarios:

Ester de la Fuente dijo...

Me encantan todos tus propósitos, y los comparto casi todos!! Aunque creo que el verano será demasiado corto para hacerlo todo, almenos para mi... Pero lo intentaremos no? ;) Yo soy del frío y el invierno, pero esto no significa que me tenga que quedar en casa sin hacer nada! Vamos a disfrutar del veranito :) Espero que puedas hacer todo lo que te has propuesto, ya nos contarás!! Besitos

Pekeña Carolina dijo...

¡Hola Ester! Me alegro de que te haya gustado mi lista y que también coincida un poco con la tuya. El verano es corto,...¡¡pero hay que aprovecharlo!! Tenemos que disfrutarlo mucho ¿verdad? ¡Un besote!