jueves, 15 de mayo de 2014

Crucina. Cocina sin fogones.

Foto sacada de la página de facebook de Crucina

Como os prometí en mi página de facebook, aquí tenéis una pequeña crónica de mi primera visita al restaurante Crucina, :)

La semana pasada mi chico y yo almorzamos en el restaurante Crucina, situado en el barrio madrileño de Malasaña, concretamente en la calle Divino Pastor número 30. Aprovechamos que mi chico estaba de vacaciones, para comer fuera tranquilamente y pasar la tarde paseando. Hacía tiempo que teníamos ganas de probar este restaurante, ya que la comida cruda es algo que nos atrae mucho, y aunque no somos crudiveganos sino vegetarianos, sabemos que es beneficioso para la salud el hecho de incluir en la dieta alimentos llenos de vida. Es por ello que procuramos tomarlos a diario, aunque no nos planteamos ser crudiveganos, pero simpatizamos con este tipo de alimentación y ello nos "obliga" a cuidarnos un poquito.

Llegamos a este restaurante cuya cocina es sin fogones a eso de las dos de la tarde. Nuestra primera impresión fue un poco rara, ya que sólo había un pequeño grupo de personas pero que no eran clientes, sino que estaban haciendo unas fotos profesionales en el restaurante, y a los pocos minutos se fueron. Y durante todo el tiempo que estuvimos allí, solo se llenaron dos mesas más. Una pena porque creo que este tipo de alimentación se merece al menos una oportunidad.

De primero una crema sorprendente

Una vez que nos atendieron decidimos decantarnos por el menú del día, a un precio de 12,95 euros. Incluye agua, primero, segundo y postre. No había opciones para elegir, sólo una propuesta de menú. Como era nuestra primera vez allí y el resto de la carta se nos salía un poco de presupuesto, nos vino bien pedir de menú. Así nos hicimos una pequeña idea sobre cómo podría ser un buen almuerzo crudivegano.

De primero tomamos una Crema de Cítricos. Era una crema fría, que llevaba agua de mar (lo cual me pareció curioso porque nunca había tomado un plato que llevase este tipo de agua), un limón entero con piel y todo, manzana, canela,...Para decorar unas bayas de goyi y un chorrito de aceite de oliva ve. Nos gustó, era muy refrescante, y su sabor muy ligero y suave, con un sabor muy agradable.

Los espaguetis crudos más ricos que he probado en mi vida

Como segundo plato nos trajeron unos Espaguetis Crudos de Calabacín con salsa de Tomate (también cruda, por supuesto). Este plato de "pasta" fue lo que más nos gustó. La salsa estaba espectacular, riquísima, sabrosísima. Además de tomate el plato llevaba trocitos de pimiento rojo y amarillo, y creo que también un poco de queso crudo espolvoreado. Nos gustó tanto que me estoy planteando comprar una spiralizer, para hacer espaguetis crudos en casa. Es increíble el tamaño, textura y grosor que tenían estos espaguetis, tan parecidos a los de pasta normal. Creo que en ese detalle y en el sabor de la salsa está el éxito de este plato.

¡Al rico postre!

De postre nos ofrecieron una Crema de Plátano y Cacao. También llevaba dátiles y leche de almendras. Los ingredientes utilizados en este postre, como en los demás platos, eran ecológicos. Eso es algo que se nota en el sabor. La calidad siempre es importante y marca la diferencia.

Salimos de allí satisfechos, y nuestras digestiones, como era de esperar, no fueron nada pesadas. En general nos gustó el restaurante, aunque tengo que decir que nos esperábamos otra cosa. Quizá algo más elaborado, pero supongo que no fue así por tratarse del menú del día, más sencillo que el resto de la carta. Rico y sano, aunque tan sencillo que podría haberlo preparado yo en casa. El resto de la carta era inaccesible para nosotros por ser muy cara. Pero nos fuimos contentos, porque comimos bien, y creo que es una estupenda opción para comer fuera de casa, porque comer allí te asegura una comida limpia y sana, con un buen aporte de nutrientes para el cuerpo. Seguro que otro día repetiremos.

¡Que tengáis un feliz viernes!

6 comentarios:

Nefer dijo...

Qué rico todo,no?? Y sí, la verdad es que se ve sencillo de hacer, supongo como dices por ser el menú del día. Yo lo estuve mirando cuando fuimos a Madrid pero me pareció muy caro, así que lo descartamos. Pero ese menú del día tiene buen precio. Intenta hacerlo en casa ahora que recuerdas los ingredientes y el sabor!!!! Yo quiero saber cómo se hace esa salsa de tomate, la máquina para hacer espaguetis ya la tengo (aunque no es spiralizer). Un besote!!!

GastroCenicienta dijo...

qué rico todo Carol, yo también ando detrás de ir, a ver si cae en alguna de estas que baje jejeje...
un besote!! y feliz finde de fiestas madrileñas!!

Pekeña Carolina dijo...

¡Hola Nefer! Si que es sencillo, batidos de ese tipo y con los mismos ingredientes los hago yo en casa, al igual que como mucho calabacín crudo últimamente. Lo que más me sorprendió fue la crema de cítricos, pues sí que era diferente, pero lo que más nos gustó fueron los espaguetis. Y en casa cada vez probamos más comidas crudas, ahora con el calor apetecen mucho. Yo espero que algún día mi chico me sorprenda con el spiralizer,...jajaja Y seguramente repetiremos, pero ya te digo ¡se nos va mucho de presupuesto! ¡Un besote!

Pekeña Carolina dijo...

¡Hola Miriam! Tu como tienes familia en Madrid no tienes problema, seguro que tarde o temprano cuando vengas a verlos te acabas animando a ir al Crucina y probar!!
Y gracias por lo de las fiestas. ¡Este finde lo hemos aprovechado! ¡Un besote!

Bego Orive dijo...

Hola guapa!
Merci por el post.
La verdad es que no entiendo porque se disparan los precios en los restaurantes crudis.
Se que tienen gastos a parte de los que se pueden tenr en cas, pero yo cocino muchas cosas crudis y bio, y si son te temporada, proximidad no se te van tanto los presupuestos.
En Girona también fuimos a uno y los precios abusivos, aunque eran de menú.
Entiendo que el menu era cerrrado, no habia opciones, no?
Si es así creo que de esta manera hace que sea más difícil llegar a mucha más personas.
Cuando vaya a Madrid tengo una visita pendiente a Crucina, ya que un amigo me ha invitado. Aunque no se si sabrá los preciso!
Bexitos

Pekeña Carolina dijo...

¡Hola Bego! La verdad es que sí que encuentro que los precios son abusivos,...Nosotros al menos, no nos podemos gastar esas cantidades de dinero en una comida, nos parece demasiado. Y valoramos mucho la comida casera y ecológica, pero aun así nos parece mucho, y no somos ricos. En casa intentamos comprar bio todo lo que podemos, y hacer la mayoría de las comidas caseras. El menu era único, no había más opciones. Aun así me gustó, porque es comida muy rica y sana, y por el precio del menu del día está bien poder entrar a un restaurante y comer en condiciones, aunque no sea lo más elaborado del mundo, pero es una comida muy apetitosa. Una buena opción para cuando tienes que comer fuera de casa, y más ahora en verano que apetece más comer comida crudivegana. Gracias por tu opinión guapa! Un abrazo!