domingo, 25 de agosto de 2013

Días de estudio en compañía.




Esto es lo que pasa cuando estás en la recta final de tus exámenes, agobiada y sin parar de estudiar, pero tienes al lado al bichito más lindo de todo el universo. Que acabas por los suelos, mimando a tu peluchito y haciéndote fotos con él. Con ella, con mi mejor amiga, mi Lupita querida :)

Aprovecho este post y os mando muchos ánimos a todos los que estáis dándolo todo para los exámenes de septiembre. ¡¡Un abrazo muy fuerte!!

jueves, 15 de agosto de 2013

Cervecería Albaicín. Talavera de la Reina, Toledo.


Desde que leí el post que desde Nutrición esencial dedicaron a la Cervecería Albaicín, no he podido evitar el plantearme en más de una ocasión el hecho de ir a comer allí. La verdad es que la mayor parte del año vamos al pueblo mucho menos de lo que nos gustaría, pero aun así estaba deseando el poder tener cualquier excusa para acercarme a Talavera de la Reina desde allí. Este mes de julio hemos podido pasar más de una semanita en mi querida Santa Olalla, y como 10 días dan para mucho, uno de ellos estaba reservado para nuestra primera visita a Talavera, y como no, a la Cervecería Albaicín.

La Cervecería Albaicín está situada en la C/Greco nº 1, en pleno centro de la ciudad. No es un restaurante vegetariano, pero siempre disponen de opciones para vegetarianos y veganos. Nosotros comimos de menú (que incluye bebida, pan, primero, segundo y postre o café/té), el cual me pareció bastante asequible, muy bien de precio y con una calidad inmejorable. Os puedo adelantar que salimos más que satisfechos de allí.


Tras traernos las bebidas y una buena Cesta de pan integral, venían los primeros. Nos ofrecieron distintas opciones, pero tanto Paco como yo nos decantamos por un Gazpacho con guarnición (y es que ese día, en pleno mes de julio, en la calle hacía muuuucha calor). El gazpacho estaba en su punto, tal y como a mí me gusta (y eso es un logro ya que he probado muuchos gazpachos y no todos me apasionan). Bien fresquito, entraba genial y estaba delicioso. Os puedo asegurar que fue un gran acierto. Repetiría sin dudarlo.


De segundo Paco y yo pedimos cosas diferentes, pero como siempre, acabamos picoteando uno del plato del otro,...¡¡nos encanta probarlo todo!! Él pidió Seitán a la gallega. Dicho plato consistía en una base de patatas sobre la cual se disponían unas finas y riquísimas lonchas de seitán, regadas con aceite de oliva y pimentón. Estaba mmmmm!!!!!. Nos recomendaron este plato cuando enumeraron el menú, como especialidad de la casa, y la verdad es que está de escándalo. Muy, muy rico.


De segundo opté por unos Filetes de Seitán empanado con ensalada. Los filetes, caseros, muy sabrosos, crujientes por fuera pero jugosos por dentro. La ensalada fresca, con lechuga, tomate,cebolla, zanahoria y maíz. Un buen acompañamiento. Otro plato para repetir.


Para el postre nos ofrecieron, entre otras cosas, fruta fresca, natillas caseras (hechas con leche vegetal y estevia) y Strudel de manzana casero. Al final opté por este último. Este postre era también vegano, y yo que soy muy golosa no pude resistirme a él. Estaba muy bueno, lo disfruté junto con una taza de té rooibos, calentita, que fue un broche estupendo para tan delicioso almuerzo. Paco como estaba muy lleno (cosa sorprendente porque es igual o más glotón que yo) no pidió postre, sino directamente un café con leche vegetal.

Para mí es importante destacar la amabilidad con la que fuimos atendidos en todo momento. Da gusto comer en sitios así, en los que te sientes como en casa y en los que desde que te marchas por la puerta tienes ganas de volver allí de nuevo. Esto es algo que me parece importante resaltar y que nosotros valoramos muchísimo. Así que lo tenemos claro, en cuanto podamos,... ¡¡Repetiremos la experiencia!!

viernes, 9 de agosto de 2013

Receta solidaria con Freshvana: noodles con verduritas, tofu y salsa tamari.


Hace unas semanas recibí un correo electrónico en mi bandeja de entrada. Me escribían desde Freshvana, tienda on line de alimentos ecológicos,y lo hacían para invitarme a participar en una iniciativa solidaria.

Resulta que Freshvana donará cada semana 100 kg de fruta y verdura ecológica a comedores sociales. La verdad es que con los tiempos que corren, este gesto puede suponer una verdadera ayuda para muchas familias. Pero eso no es todo. Resulta que por cada blog que colabore difundiendo esta iniciativa, Freshvana donará 20 kg más de fruta y verdura ecológica. ¿No os parece un gesto precioso? Es por ello que he decidido sumarme a esta iniciativa tan bonita, ¿quien puede negarse a participar en algo así? Desde luego ¡¡yo participo!!

"Apoyo la iniciativa de los agricultores de Freshvana, frutería online, para donar una parte de su producción a comedores sociales. Con esta mención en mi blog, incrementan su donación en 20 kg. ¡Súmate!"

Vosotros (si tenéis un blog) también podéis colaborar. Aquí tenéis toda la información disponible sobre cómo hacerlo. Si tenéis alguna duda podéis escribir a marketing@freshvana.com Yo desde luego os animo a ello.

Y ahora, para celebrar esta bonita iniciativa, os traigo estos Noodles con verduritas, tofu y salsa tamari, que están de vicio.

Ingredientes:

- Medio paquete de noodles.
- Media cebolla.
- Un pimiento verde.
- Una zanahoria.
- Medio calabacín.
- Tofu natural al gusto.
- Aceite de oliva y sal.
- Salsa tamari.

Manera de hacerse: Ponemos un cazo con agua y una pizca de sal a hervir. Echamos en él los noodles, esperamos tan solo 5 minutos y retiramos del fuego (los noodles se hacen en muy poquito tiempo). Los escurrimos y reservamos.
En una sartén con un poco de aceite rehogamos media cebolla pelada y picada, el pimiento verde picado y lavado sin pepitas, la zanahoria pelada y cortada en pequeñas tiras y el medio calabacín también pelado y cortado en mini tiritas. Cuando esté todo pochadito añadimos el tofu cortado en pequeños cuadraditos y lo rehogamos hasta que se haga.
En un plato echamos una ración de noodles y encima una ración de verduritas con tofu. Ya en la mesa podemos añadirle salsa tamari al gusto. Yo lo hice y me encantó.

Espero que os haya gustado todo, tanto la receta como la iniciativa solidaria de Freshvana. ¡¡Os deseo un buen fin de semana!!

martes, 6 de agosto de 2013

De vuelta del mes de Julio...


Después de estas semanas raras, ya estoy de vuelta por aquí. La verdad es que la decisión de dejar el blog durante un par de semanas ha sido bastante sabia, pues muchas cosas han pasado durante este tiempo, que aunque en principio parece escaso ha dado para demasiado. Por un lado he podido observarme a mi misma, parar y ser sincera, analizar qué es lo que no iba bien, para ahora, cambiarlo. A veces hay que parar y dejar de mirar hacia otro lado, para mirarnos a nosotros mismos. Tenemos que hacernos caso, a nuestro yo interior, a ese que sabiamente nos tira de la oreja para decirnos que no estamos haciendo las cosas bien, ya que la vida es muy corta para malgastarla con actitudes o modos de actuar que no nos llevan a ningún lado, y siempre estamos a tiempo de desaprender para aprender otra vez. Espero llegar a tener con mis últimas decisiones un poco de paz espiritual, un poco de calma interior, y más acción exterior.

Por otro lado nuestros planes de irnos a Cádiz en agosto se han ido al traste. Aunque para nosotros esas playas son el paraíso, hemos decidido dejar esa escapada para otro momento. Ahora tenemos otras prioridades que atender, entre las que están cuidar a los que más queremos y estudiar para mi examen de septiembre.




También hemos pasado una semanita en la casa del pueblo, en Toledo. En ella hemos estado Paco y yo solitos, hemos trabajado duro para arreglar cosas de la casa (que ya va tomando forma y cada vez se parece más al hogar que queremos), hemos cocinado y comido vegano (¡¡¡sí, vegano, que bien nos está sentando!!!), hemos ido a la piscina del pueblo a darnos unos buenos chapuzones, hemos paseado y comido genial en Talavera de la Reina (en el Albaycin, aunque eso me da para otro post), hemos salido a andar por las noches a la fresquita para bajar las cenas, ... En definitiva, nos hemos cuidado por dentro y por fuera, y nos ha sentado genial.

Como veis he hecho mi primera tortilla vegana (que no se ha quedado en la última, ya que luego he hecho más) y la acompañamos con un poquito de seitán y unos pimientos del padrón. Todo eso cenando a lo slow en el patio de la casa, que está impregnado de olor a yerbabuena. ¡¡Me encanta!! Cada día abogo más por vivir allí en el pueblo. Ojalá ese sueño pueda cumplirse pronto. 

Os dejo con la receta de la tortilla vegana (que más fácil imposible) y con unas fotos de nuestro mini paseo por Talavera de la Reina.

TORTILLA VEGANA

Ingredientes:

- Tres patatas grandes.
- Una cebolla grande.
- Un par de pimientos verdes para freír.
- Harina yolanda.
- Sal y aceite de oliva.

Manera de hacerse: Pelamos las patatas y las cortamos en rodajitas finas. Les echamos sal y las ponemos a escurrir. Freímos las patatas y reservamos. Aparte pelamos y cortamos las cebollas y los pimientos y lo rehogamos con aceite de oliva y sal. Lo mezclamos con las patatas. Aparte, preparamos con la harina yolanda nuestro sustituto del huevo. Yo lo hago a ojo, y consiste en mezclar dicha harina con agua. Cuando quede un líquido de consistencia y apariencia parecida al huevo, en la cantidad deseada, lo mezclamos con las patatas, la cebolla y los pimientos. Ponemos una sartén al fuego con un poquito de aceite de oliva, y echamos nuestra mezcla en ella. Lo dejamos hacer durante unos minutos, y luego le damos la vuelta hasta que se cuaje todo. Tarda en hacerse un poco más que lo que tardaría una tortilla de patatas convencional, así que hay que estar pendiente y dejarlo un poco más de tiempo pero sin que se nos queme. Esto es así porque la harina tiene que hacerse bien, si quedase cruda se notaría mucho y el sabor no sería tan agradable. Doy fe de que no es complicado y mi tortilla quedó buenísima. Fría me gusta aún más. Tanto que hasta nos llevamos unos trozos junto con unas picotas para nuestra mini excursión por Talavera de la Reina. 




Pronto volveré a escribir para hacer un mini resumen del crucero Rondó Veneciano de mayo (¡¡que ya es hora!!), participar en una iniciativa blogera solidaria, contaros nuestra experiencia en el restaurante Albaycin en Talavera de la Reina, hacer un resumen junto a Alba de nuestro swap vegano,...¡¡como para dejar yo mi querido blog!! ¡¡Que se me acumula el trabajo!!