viernes, 31 de mayo de 2013

Fiesta por Libre en la Dragona Vegana.


Justo antes de mis super vacaciones de la semana pasada pude disfrutar de un estupendo fin de semana en Madrid. La verdad es que teníamos muchos planes para realizar allí, pero que se fueron desmontando y cambiando todos sobre la marcha. Pero si os soy sincera, esa es una de las cosas de la vida que más me gustan, el hecho de poder improvisar y cambiarlo todo cada vez que a una le apetece :)

Como ya sabéis voy a Madrid con cierta frecuencia, a veces más a menudo y otras veces no tanto, a ver a mi chico. Pero por más veces que he ido, nunca, nunca, había podido asistir a una fiesta solidaria de El Hogar de Luci. O bien coincidía con otros planes (como en principio nos pasaba ese fin de semana), o justo el fin de semana que iba nos íbamos al pueblo, o simplemente cuando yo estaba en la capital, justo no se organizaba ningún evento de este tipo. Pero ¡¡por fin!! coincidíamos un evento de este santuario de animales y yo. Era una buena oportunidad que teníamos que aprovechar para ir y echar un buen rato.




Una vez allí pudimos disfrutar de una estupenda cena, con platos realizados por La cocina de Luis y Sara. Nos comimos una ensalada dulce con cúrcuma (totalmente deliciosa que me encantó), unos makis roll crudos (que mi chico devoró), y de postre una tarta crudivegana muuuuy rica, que compartimos los dos, y que le daba el broche de oro a cena. Como ya os habréis dado cuenta todos los platos eran crudiveganos. Los disfrutamos mientras bebíamos zumos naturales de fruta. Fue una cena deliciosa que además nos proporcionó una digestión muy ligera. Con este buen tiempo que empieza a hacer, apetecen más cenas llenas de comida cruda como esta.


Después de cenar conocimos a gente que trabaja voluntariamente en este santuario, con la que pudimos charlar tranquilamente. Por fin conocí en persona a Anais, una de las chicas que forma parte de este proyecto, y que fue con quien colaboré para la realización de un recetario vegano solidario que aun venden en el Hogar de Luci, y que todavía estáis a tiempo de adquirir por un módico precio de 6 euros. Podéis ayudar a este santuario de animales haciendo vuestro pedido en la siguiente dirección de correo electrónico: tienda@elhogardeluci.org

Para terminar os diré que Anais nos habló mucho sobre los animales de el santuario, en qué situación habían llegado muchos, las curas que les tenían que hacer, todo lo que implica ser vegano,...y por último nos invitó a acercarnos cuando pudiéramos a conocer en persona el santuario, echar una mano en lo que podamos y ver con nuestros propios ojos como funciona todo allí. De la fiesta nos fuimos encantados, y con la promesa de volver este verano. Ya lo estamos deseando.

martes, 14 de mayo de 2013

"Rebelión en la granja" y algo muy especial.


A finales de marzo, la 2 de tve nos sorprendía a todos desde el programa El Escarabajo Verde, emitiendo un documental sobre veganismo, llamado Rebelión en la Granja. Me gustó mucho porque creo que está muy bien hecho, que resume bastante bien las razones por las cuales muchas personas somos veganas o vegetarianas (haciendo un especial hincapié en los motivos éticos, cosa que agradezco enormemente, ya que aunque uno puede hacerse vegetariano por diversos motivos, parece que socialmente solo está bien visto el de la salud, y ya era hora de que alguien hablase alto y claro sobre los motivos éticos en la televisión). Si no lo habéis visto os recomiendo que busquéis media horita libre que tengáis en el día para verlo. Está genial. Os va a gustar.

Por otro lado en este post me apetece mucho hablaros de algo más que especial para mí. Y es que hace mes y medio mi chico decidió dar el paso, ¡¡hacerse vegetariano!!. Y ¿sabéis que? Que cada día está más contento y feliz con la decisión que ha tomado. Y yo estoy muy orgullosa de él. Una de las cosas que me enamoraron de él fue su buen corazón, sus buenos sentimientos, además de su sentido de la justicia, y su coherencia. Después de un tiempo descubriendo qué era lo que tenía en el plato, ha decidido vaciarlo, llenarlo de vegetales, y no seguir mirando hacia otro lado. Es increíble teniendo en cuenta que cuando lo conocí, la única verdura que probaba era poco más que la lechuga de las ensaladas. Nunca se había planteado que los filetes que comía habían sido antes un animal que tenía derecho a disfrutar de su vida. Pero poco a poco, abriendo su mente y su corazón, abrazó este estilo de vida vegetariano, en el que ahora, vamos juntos de la mano. Por eso, mi vida, este post es para ti. Gracias por animarme hace año y medio a ser vegetariana, a pesar de no saber ni lo que era, sólo te importaba que yo fuese feliz. Gracias porque después quisiste interesarte y comprender las razones de ello. Gracias por haberte informado mucho sobre el tema conmigo, por acompañarme a ver documentales que nos abriesen poco a poco los ojos. Gracias por probar mis recetas, y sobretodo, por disfrutarlas tanto, haciéndome sentir la reina de la cocina y descubriendo nuevos alimentos, otra forma de alimentarnos, otro concepto de la comida, libre de muerte y de sufrimiento animal. Y sobretodo, gracias porque al final, lo has hecho todo tuyo, te has pasado al lado verde de la vida, a una vida más justa, más coherente, más sana, más sostenible y sobretodo, más bonita. Gracias por ser como eres, te quiero mucho.

Y por último, no podía acabar este post sin antes daros las gracias a todos por las más de ¡¡30.000 visitas!! que lleva ya el blog, y los más de 200 seguidores en la página de facebook. ¡¡Muchísimas gracias!! Cada día somos más, y este sitio es tan vuestro como mío. ¡¡Un abrazo enorme!!

jueves, 9 de mayo de 2013

Caldo de puchero a la yerbabuena con arroz integral.


Últimamente me apetece publicar más recetas. Ya sabéis que no soy muy buena fotógrafa y que aunque cocino a diario me entra pereza solo de pensar en parar e intentar tomar alguna fotografía que valga la pena para publicar en el blog. Así que aunque me gustaría hacerlo, llenar este rinconcito mío con más recetas, ya veis que no lo hago por pura pereza.

Por otro lado, gracias a varios blogs que leo con asiduidad, he tenido conocimiento del concurso que han organizado desde la web de Freshvana. Me apetecía probar suerte, aunque de nuevo me entraba la pereza y me asaltaban los pensamientos negativos, del tipo ¿para qué participar si no voy a ganar nada? Total, habrá millones de recetas y fotos mejores que las mías,... Así que, en un principio, también me iba a quedar con las ganas de participar.


Pero,...¿qué hacer con el tiempo que existe entre la pereza, la falta de confianza en una misma y todavía un poco más de pereza? Pues entrar en la web de Hana Kanjaa y ver un vídeo como este. Resumiendo un poco (aunque os recomiendo que mejor veáis el vídeo completo porque Hana es fantástica y así lo entenderéis todo un poco mejor), para ser feliz lo que nos hace falta es más disciplina. Sí, suena raro, ¿verdad? pero si lo pensáis detenidamente, caeréis en la cuenta de que no se puede tener más razón. Disciplina porque sólo con ella podremos pasar a la acción y así lograr nuestras metas y sueños. Y disciplina porque a veces la necesitamos hasta para hacer las cosas que nos gustan (como en este caso, fotografiar y subir recetas al blog). Y yo por norma general siempre he sido muy desastre e indisciplinada. Pero cuando una palabra que a priori nos parece tan fea, deja de serlo para convertirse en una palabra motivadora, todo cambia. Desde luego, Hana, como le cambias la perspectiva a todo, eres fantástica.

Y es por todo esto que hoy os traigo una receta, con la cual participo en el concurso de Freshvana (podéis mirar las bases del concurso aquí). Receta fácil, pero muy sana y rica. Para mí lo mejor de todo es el aroma de la yerbabuena. Sin duda le da un toque mágico a esta sopa, o como lo he llamado, a este caldo de puchero, aunque ya sabéis que no es un puchero del todo convencional, ya que está libre de ingredientes de origen animal. Espero que os guste, y que aunque puede que esta receta no sea la mejor (y espero que tampoco la peor) de todo el concurso, a mí me encanta, está muy rica, es muy sana, y sobretodo, es mi receta, hecha en mi cocina con todo el cariño del mundo para disfrutarla en casa con mi pareja (y es que la comida cuando se comparte sabe mejor).


Ingredientes:

- Una cebolla.
- Un puerro.
- Una rama de apio.
- Un nabo.
- Dos o tres zanahorias.
- Yerbabuena.
- Arroz integral.
- Un hilillo de aceite de oliva.
- Sal al gusto.

Manera de hacerse:

En una olla introducimos la cebolla pelada, el puerro limpio sin la parte más verde, la rama de apio lavada y cortada en trozos grandes, el nabo y las zanahorias peladas. Podríamos añadirle una patata pelada si así lo deseamos (yo no se la eché porque en ese momento no tenía en casa). Echamos agua abundante (prácticamente la olla entera, aunque sin pasarnos que si no luego cuando el agua hierve podemos montar un estropicio), un chorreón de aceite de oliva y sal al gusto. Esperamos a que hierva y entonces lo ponemos a fuego medio durante unos 40 minutos aproximadamente (hasta que nuestras verduras hayan soltado todo su jugo y así el agua haya pasado a ser un caldo vegetal muy rico). Cuando apaguemos el fuego echaremos la yerbabuena, y removeremos un poco para que coja todo su olor y sabor.

Aparte, en un cazo, hacemos el arroz integral. Ya sabéis, solo arroz, una pizca de sal y agua, a fuego medio, hasta que se haga.

Al caldo le retiramos la cebolla, el apio, el puerro y el nabo. Le añadimos el arroz integral en su punto. Mezclamos todo y servimos. Y ahora, a disfrutar de nuestro pucherito.

Por cierto, ¿habéis visto las recetas que participan vía facebook en el concurso de Freshvana? Yo he votado ya a mis 3 favoritas. Hay ideas para dar y regalar. Si entráis ya veréis como no podéis salir de allí sin ganas de meteros en la cocina y poneros a cocinar recetas sanas y saludables para toda la familia. Además, ya se sabe...¡¡Cocinar en casa con amor sienta fenomenal!!

martes, 7 de mayo de 2013

Desde Can Cigaleta con amor.


Ya lo he dicho más de una vez: la blogosfera puede llegar a darte mil y una alegrías. Un día, como tengo de costumbre, me pasé por Reflejos, el blog de Verónica, para echarle un ojillo a ese lugar tan bonito que es Can Cigaleta. Y cuando digo que es un lugar bonito no me refiero solo a donde está situado, al lugar físico en sí mismo (aunque también es precioso, no hay más que echarle una ojeada a las fotos que tiene en el blog, a esos huertos, esos alrededores, esa casa hecha a mano con mucho mimo,...), sino que me refiero a sus habitantes, a sus creadores, a la familia que es el alma de este lugar.

Pues bien, un día me topé con un post sobre la mistela casera que hacen en Can Cigaleta. Yo les dejé un comentario diciéndoles que qué buena pinta tenía, que ojalá pudiese probarla. ¿Pues sabéis lo que pasó a continuación? Que se ofrecieron a regalarme un poco. Así porque si. Pero esa generosidad no se quedó en la mistela casera, sino que el paquete que me llegó a casa contenía también mermelada de melocotón, dulce de membrillo, aceite de oliva, tomate frito, y tarros con dos tipos de aceitunas. Todo casero, todo ecológico, todo hecho con amor y mucho mimo. ¡¡Todo maravilloso!!

Es por eso que quería darles las gracias desde aquí, de todo corazón. ¡¡¡Millones de gracias Vero!! Nos ha encantado todo. De momento hemos probado las aceitunas empelt (¡¡riquísimas!!), la mistela (mmm después de cenar en el pueblo un poquito de mistela ¡¡que bien entra!!) y la mermelada de melocotón (¡¡dándole vida a nuestros desayunos!!). Aquí te dejamos la foto del desayuno de domingo. Muy a gusto lo disfrutamos.

Esta entrada te la dedico a ti, a Can Cigaleta, a tu familia y amigos. Mil gracias por ser tan generosa, tan estupenda. Irradias frescura, se deja ver en tu blog, en las palabras que intercambiamos en facebook, vuestra filosofía de vida, el respeto a la naturaleza, las cosas bien hechas, el estilo de vida slow,... Un beso preciosa. ¡¡Millones de gracias!!