jueves, 28 de febrero de 2013

Brócoli salteado sobre camita de mijo.


¡¡Por fin!! He acabado los exámenes, y ya estoy de vuelta por aquí, para compartir más y más cositas con vosotros. Dibujo técnico no me ha salido demasiado bien, después de estudiar mucho, mucho, y eso me da miedito. Pero acabo de enterarme de que he sacado un 7,5 en anatomía vegetal, ¡¡y estoy muy contenta con eso!! Aunque la verdad es que tenía muchas ganas de acabar los exámenes, después de tanto tiempo dedicado al estudio sin parar, en el que he descuidado otras cosas que también son importantes. Dentro de unos días tendré que volver a la carga, ya que el lunes empiezo con las clases de matemáticas, pero ahora tendré más tiempo para pasear, leer, cocinar, seguir con mi pilates, ver documentales, quedar con amigos,...y en general, hacer muchas de las cosas que me gustan.

El otro día, visitando mis imprescindibles de internet, di con esta entrada de Verónica, del blog Can Cigaleta. Al ver su wok de verduras, se me antojó mucho comer brócoli, de esta manera tan sencilla, y como al poco tuve brócoli ecológico en casa, había que aprovechar. Así que ya veis, saqué el wok que tenía tan bien guardado y pude así disfrutar de un almuerzo muy rico y sano. Aquí tenéis "la receta".

Ingredientes:

- Un brócoli
- Una cebolla
- Tres zanahorias
- Mijo
- Sal al gusto.
- Aceite de oliva.

Manera de hacerse:

Troceamos el brócoli de tal manera que tengamos "bastoncitos" o "árbolitos" de brócoli. Los echamos en agua hirviendo, hasta que estén al dente. Los escurrimos y reservamos.
Aparte, hacemos el mijo con un poco de agua y sal.
Pelamos la cebolla y las zanahorias y las salteamos en un wok con un poco de aceite de oliva. Cuando estén pochadas, añadimos el brócoli y salteamos un par de minutos más.
Disponemos sobre un plato un poco de mijo, y encima nuestro salteado de brócoli, cebolla y zanahoria. Yo lo serví espolvoreado con un puñado de semillas de sésamo y unas gotitas de salsa de soja (tamari). Estaba delicioso.

Espero que lo disfrutéis. Pronto subiré más cosillas. Ahora me voy a merendar con una amiga. Un besote, ¡¡y hasta pronto!!

domingo, 17 de febrero de 2013

Mi primer pedido vegano. Red Verde.


Hoy me gustaría hablaros de una tienda sevillana, situada en la calle Relator nº 44 (cerca de la plaza de la Alameda), que es muy pequeñita, pero también muy especial. Os hablo de Red Verde, y es uno de los mejores sitios a los que se puede ir a comprar. Me encanta ir allí por muchos motivos, que a continuación os voy a detallar.
Primero porque es una tienda en la que no hay que preguntar si esto o aquello es vegano, ni mirar etiquetas buscando ingredientes animales, ya que ellas ya lo han hecho por ti, y todo lo que hay allí lo es.
Segundo porque a pesar de ser una tienda muy pequeñita (y muy "cuca" y bonita, que todo hay que decirlo) tienen una amplia variedad de productos ecológicos y de km cero, muchos difíciles de encontrar en una tienda más convencional, y que son todos una auténtica maravilla.
Tercero porque de vez en cuando la tienda pasa a ser algo más gracias a la organización de sus "tascas veganas", en las que puedes degustar productos veganos muy sabrosos disfrutando de un buen ambiente y mejor compañía.
Y cuarto, y no por ello menos importante, porque no puedo dejar de nombrar a su tendera Conchi, ya que te atiende de maravilla, muy al modo movimiento slow, de una manera tranquila, amable y personalizada, haciendo que dejes el estres a un lado, y así poder ir el resto del día con la sonrisa puesta (y es que una sale siempre de allí encantada).


Como ya os podéis imaginar, me gusta mucho ir a comprar allí, a la tienda física, aparte de porque siempre me quedo un ratito hablando con Conchi de esto o de aquello, porque me gusta cotillear "en vivo y en directo" los productos de la tienda, y siempre acabo llevándome algo novedoso que no me esperaba encontrar, y que al final siempre suele ser un acierto. Pero tengo que reconocer que no siempre me sobra el tiempo, y al estar la tienda en el centro y mi casa tan alejada de ella, con el jaleo de los exámenes de estos días he tenido que sucumbir a su "te lo llevamos todo a casa sin coste adicional". Así que como veis, he hecho mi primer pedido telefónico, con el que estoy muy contenta, y que me trajo a casa Estefanía, la otra parte de Red Verde, que es igual de amable y simpatiquísima que Conchi.


En mi pedido me atreví con una cesta de fruta y verdura ecológica, que nunca me había llevado a casa por no cargarla desde tan lejos. La cesta me costó 10 euros, y como podéis ver, trae de todo: un brócoli, zanahorias, una col, un par de pimientos medianos, un puerro gigante, unas cuantas manzanas rojas, un par de calabacines, habas, un par de tomates gigantes, patatas y naranjas. Para que luego digan que lo ecológico es caro. Y de sabor y olor,...una maravilla. A partir de ahora me voy a aficionar a comprar más este tipo de cestas, en mi casa ya no van a faltar. Aparte, pedí otras cosas, como pan integral ecológico, un yogur grande de soja sabor cereza, tofu, salchichas, hamburguesas, chorizo, y algo muy tentador para mi: muffins y chocolate vegano, para esos momentos en los que me merezco un capricho. Todo veganísimo, todo riquísimo, y libre de crueldad animal. ¡¡Ah!! Y como veis también me trajeron un litro de leche de soja, cortesía de Red Verde. ¡¡Si es que no pueden ser más majas!!

Así que os hablo desde mi experiencia personal, y os hago una recomendación: tenéis que visitar esta tienda si vivís o estáis en Sevilla, y si por lo que sea estáis muy liados y no podéis acercaros por allí, ya sabéis, os lo llevan a casita (al menos en Sevilla). Fácil y cómodo, no se puede pedir más. Y no, no me llevo ningún tipo de comisión por escribir este post :P Desde aquí mi más sincera enhorabuena a estas chicas por todo lo que hacen por los animales. Un fuerte abrazo. ¡¡Y hasta pronto!!

miércoles, 13 de febrero de 2013

Nuestra historia de amor y Mario Benedetti.


Nuestra historia de amor comenzó exactamente así:



 
                                                               Tengo miedo de verte
                                                               necesidad de verte
                                                               esperanza de verte
                                                               desazones de verte

                                                               tengo ganas de hallarte
                                                               preocupación de hallarte
                                                               certidumbre de hallarte
                                                               pobres dudas de hallarte

                                                               tengo urgencia de oírte
                                                               alegría de oírte
                                                               buena suerte de oírte
                                                               y temores de oírte

                                                               o sea
                                                               resumiendo
                                                               estoy jodido
                                                               y radiante
                                                               quizá más lo primero
                                                               que lo segundo
                                                               y también
                                                               viceversa.
 
Y siguió de la siguiente manera:
 
 
 
 
                                                                     Mi táctica es
                                                                         mirarte
                                                                aprender como sos
                                                                quererte como sos 

                                                                    mi táctica es
                                                                       hablarte
                                                                    y escucharte
                                                             construir con palabras
                                                           un puente indestructible

                                                                  mi táctica es
                                                            quedarme en tu recuerdo
                                                                 no sé cómo ni sé
                                                                 con qué pretexto
                                                           pero quedarme en vos 

                                                                  mi táctica es
                                                                  ser franco
                                                            y saber que sos franca
                                                           y que no nos vendamos
                                                                 simulacros
                                                           para que entre los dos
                                                               no haya telón
                                                                ni abismos

                                                               mi estrategia es
                                                               en cambio
                                                          más profunda y más 
                                                                   simple

                                                             mi estrategia es
                                                          que un día cualquiera
                                                            no sé cómo ni sé
                                                           con qué pretexto
                                                         por fin me necesites.
 
 
                                    TE QUIERO MI VIDA, FELIZ SAN VALENTÍN.



sábado, 9 de febrero de 2013

Vegan style.



Hoy pensaba escribir un post bastante más largo que este sobre otro tema, pero como al final no he tenido nada de tiempo, ni lo voy a tener de aquí a unos días (ya que estoy en plena recta final de mis exámenes de febrero) pues me he dicho, voy a subir algo para que mis lectores se rían un rato, (y ya de paso también desconecto yo un poquillo).

Este video lo vi hace como cosa de poco más de un mes, y la verdad es que me hizo mucha gracia. Hay que verlo como lo que es, algo simpático y gracioso, algo divertido con lo que pasar un buen rato. Espero que os guste. Vuelvo en poco tiempo, por San Valentín. Un abrazo :)

viernes, 1 de febrero de 2013

Recetario Vegano El Hogar de Luci.


Hoy me gustaría comentaros algo importante. Algo bonito con lo que empezar el mes de febrero. Se trata de ser un poquito más solidarios. Esto a veces nos puede parecer complicado, pero es más fácil de lo que pensamos.

No sé si todos los que estáis leyendo estas lineas conocéis la Asociación en defensa de los animales llamada El Hogar de Luci. Supongo que muchos de vosotros ya conocéis este santuario de animales, pero para los que aún no habíais oído hablar sobre ellos, os puedo decir que aún sin haber estado físicamente allí, en el santuario, sé que es un lugar precioso, lleno de amor, en el cual acogen y cuidan a todo tipo de animales, especialmente a los que han sido víctimas de la explotación animal, dándoles una vida digna, la vida que se merecen. Es un lugar cuya filosofía de vida es el veganismo, o dicho con otras palabras, el respeto hacia los animales, hacia TODOS los animales, sea cual sea su especie. ¿Verdad que en el mundo debería haber más lugares así? Creo que poco a poco, entre todos, podremos conseguirlo.

Pues bien, ¿Queréis ayudar un poquito a los habitantes de este lugar? Seguro que después de leer lo que os he contado, sí o sí ;) Os diré una de las múltiples maneras con la que podéis hacerlo. Acaban de sacar a la venta un recetario vegano, gracias al cual podéis aprender a realizar sabrosas recetas libres de explotación animal, sanas y ricas. Por tan solo 6 euros podéis adquirirlo. Y ese dinero irá destinado a que en El hogar de Luci puedan seguir realizando su estupenda labor. Yo he tenido la suerte de poder colaborar en la realización del recetario, junto con gente maravillosa a la que le importan los animales tanto como a mí. Me ha encantado hacerlo, y por eso ahora os paso la pelota a vosotros, porque sé que entre todos podemos ayudar y hacer que este mundo sea un lugar  mejor. Para encargarlo, sólo tenéis que escribir un e-mail a la siguiente dirección: tienda@elhogardeluci.org  y ellos se encargarán de todo.  ¡¡Necesitamos vender muchos recetarios!! Muchas gracias a todos por adelantado. ¡¡Sé que no nos vais a fallar!! ¡¡Un fuerte abrazo!!