lunes, 25 de noviembre de 2013

Pimientos del piquillo rellenos de morcilla vegana.


Este mes no podía dejar pasar el reto de Veganiza al Chef. Para los que aún no sabéis de qué va esto, os diré que es un evento que me encanta, y que consiste en convertir en veganas recetas que no lo son (es decir, hay que hacer una receta sin productos de origen animal). Las organizadoras de este evento son Alba de Mi vida con un vegano y Noemí de Cocina de Nihacc, y aunque también participé en el evento del mes pasado con una rica Tarta fácil de manzana de Donna Hay, este mes no quería dejar pasar la oportunidad de participar de nuevo.


La receta a veganizar (unos Pimientos del piquillo rellenos de morcilla de Karlos Arguiñano) prometía desde el principio, pero creerme si os digo que me llevé una grata sorpresa al probar el resultado. Realmente no esperaba que estos pimientos del piquillo rellenos estuviesen ¡¡taaaaaaan buenos!! Los tomamos para cenar tranquilamente en casa el sábado por la noche, y sé de buena tinta que a mi chico le gustaron especialmente, así que no me queda más remedio que volver a hacerlos esta noche,... Además, os confieso que se me fue un poco la mano con las cantidades para el relleno, así que me ha sobrado un montón, pero no os preocupéis que a eso yo le pongo pronto remedio y nos lo vamos a comer todo, todito, todo. ¡¡Que bueno que está!!



Ingredientes:

- Un bote de pimientos del piquillo.
- Dos berenjenas.
- Cinco cebollas.
- Tres chalotas.
- Un chorreón de vino dulce.
- Una cucharada de maicena.
- Cuatro patatas hermosas.
- Aceite de oliva virgen extra y sal al gusto.


Manera de hacerse:

Primero haremos el relleno: Por un lado ponemos las patatas en agua hirviendo hasta que se pongan blanditas. Las retiramos del agua hirviendo y las dejamos enfriar. Luego les quitamos la piel y reservamos. Aparte rehogamos un par de cebollas, y cuando estén bien pochaditas añadiremos a la sartén el par de berenjenas trituradas. Pochamos todo, y cuando esté listo lo mezclamos con las patatas aplastadas previamente con un tenedor hasta haber formado una masa, que será nuestro relleno.

Luego montaremos los pimientos: Los lavamos bien y con la ayuda de una cuchara los vamos rellenando con la masa que hemos preparado con anterioridad. Los metemos en el horno 5 minutos a 180 º.

Por último haremos la salsa: Rehogamos en una sartén con aceite de oliva tres cebollas y tres chalotas, hasta que estén bien pochaditas. Luego añadimos un buen chorreón de vino dulce, aunque puedes añadirle el vino o licor que prefieras. Mezclamos una cucharada de maicena con medio vaso de agua fria, y lo añadimos a la sartén para que nuestra salsa espese. Removemos.

Ya solo nos queda servir: Emplatamos poniendo una buena base de la salsa que hemos preparado, para poner encima nuestros pimientos calentitos recién salidos del horno. ¡¡Que aproveche!!


Están para chuparse los dedos. Cocinados con mimo y amor. Las fotos no les hacen justicia. ¿A que esperas para probarlos?

9 comentarios:

¿Y si nos cuidamos? dijo...

Ñam, Ñam,...es que está muy rica ésta receta,.y por cierto,...me has dicho que te habían quedado feotes, FEOTES????,... si e meten solitos por los ojos!!!!!
On besete

Gastro Cenicienta dijo...

oleeee!! que ricos!! otro relleno difrente jajaja en casa también nos chiflaron y también se me fue la mano con el relleno... jajaja terminamos comiendo el relleno directamente del cazo "de postre" jajajaa... un gran descubrimiento :) y la salsa de pecado!!muakaa

nutrición esencial dijo...

Mmmmmmm!!.Qué ricos Carol!.Tenemos que probarlos. Por cierto, hicimos un bizcocho de membrillo pero quedó muy húmedo...cuando mejoremos la receta la compartimos.Besos!

Ester de la Fuente dijo...

Tu veganización también está muy bien!!! Hay que ver que imaginación tenéis!! Yo no sé que hubiera puesto de relleno.. Una cena de lujo para un sábado tranquilito en casa. Besos!!

Pekeña Carolina dijo...

Rosa!! Gracias por tus halagos pero nooooo jajaja Bien feos que me han quedado!!! Un besote!!

Miriam!! jajaja A mi me pasa mucho que como cocino a ojo, SIEMPRE!! me paso con las cantidades!! jajaja Pero no pasa naaaa que luego todo se come y si no se congela!! Un abrazo guapa!!

Estela!! Siiii teneis que probarlos porque sorprenden!! Y me alegro mucho de que probarais nueva receta para aprovechar el membrillo. En la cocina todo es probar y mejorar, aunque seguro que estaba muy rica!! Un abrazo guapiiisima!!

Ester!! Muchas gracias!! Tienes que probar a hacer tu versión. Si algo se ve detras de estos eventos es la imaginación que tenemos todas en la cocina!! Un abrazo guapa!!!

Te de Ternura dijo...

Desde luego que este testimonio sirve; ayuda a reflexionar y empuja para llevar a cabo este cambio.
Personalmente aún consumo algún que otro producto animal.
Estoy llevando a cabo un trabajo personal en ese sentido a pesar de que en mi blog aún salgan recetas con carne.
Creo que la trayectoria de cada persona en cuanto a cambios de todo tipo, es personal y única y no es criticable.
He conocido a personas de todo tipo durante mi ya larga vida; y desde luego que en ella también han entrado personas vegetarianas, veganas y demás.
Muchas de estas personas que no consumian carne por respeto a los animales, eran incapaces de dejar un buenos días en un blog carnívoro o similar intentando el acerzcamiento entre personas. Tambien muchas de estas personas cuando veían que no podían llevarme a su terreno dejaban de comunicarse conmigo por inmadura o por ser incapaz de trabajar por el planeta.
La ACEPTACIÓN HUMANA, es la base más importante para que el planeta cambie, también la COMPRENSIÓN para respetar la decisión de cada uno según su circunstancia.
Yo por ejemplo llevo varias operaciones de espalda y otras tantas delanteras por un accidennte muy grave que tuve de pequeña. Mi musculatura necesita de la proteína animal para mantenerse en pié; y por más que he luchado para evitar muertes innecesarias, mi cuerpo solo se encuentra al 80% cuando consumo un poco de carne.
Pero aún así respeto y intento aceptar a TODO EL MUNDO, y no le hago ascos a ningún tipo de opción que pueda aportarme algun conocimiento más sobre nutrición y dietética.
Este escrito es solo una reflexión para que todo el que me lea, sepa que a veces ya no es tan solo un acto de voluntat llevar a cabo cambios en nuestra vida; a veces confluyen otros factores inexplicables para algunos que hacen que decidamos seguir adelante con lo que sabemos que nos mantiene en pié aunque nos perjudique un poco.
Estos pimientos rellenos de esta morcilla vegetal me parecen una gozada; y desde luego que intentaré prepararlos en breve porque la morcilla me gusta, pero esta tiene que estar deliciosa también
QUERIDA CAROLINA, no me gustaría que os tomárais mi escrito como un ataque, sino que intentárais ver otro testimonio más de un ser humano lleno de BUENA VOLUNTAD HACIA LA VIDA, LLENO DE CARIÑO HACIA SU PRÓJIMO Y LLENO DE ACEPTACIÓN POR TODO TIPO DE DECISIONES HUMANAS QUE SE ENCUENTRA EN EL CAMINO.
Un abrazo virtual para tod@ el que me lea, y TERNURA, MUCHA TERNURA PARA TOD@S
Conxita

Pekeña Carolina dijo...

Hola Conxita, ante todo gracias por comentar!! Para nada me tomo tu comentario como un ataque, me alegro de que te haya gustado la receta y de que compartas tus pensamientos aquí conmigo. Debes saber que cada persona es diferente, sea vegetariana, vegana u omnívora, y que aunque existan personas que como yo las llamo son la "polícia vegana" (veganos o vegetarianos malhumorados que con su actitud intransigente no hacen ningún bien al veganismo ni a nadie) también existimos muchos vegetarianos y veganos comprensivos y dispuestos a escuchar, siempre que la otra persona de su opinión con respeto y educación, como es tu caso. Cada persona es diferente, y tiene sus ritmos, sus evoluciones personales, sus crisis, sus buenos momentos,...y yo no soy nadie para criticar a los demás. Por supuesto que me encantaría que el planeta entero fuese vegetariano, y que todos, animales humanos y no humanos fuesemos felices, pero la realidad es bien distinta, y desde pequeños nos enseñan a comer carne, por costumbre, tradición... Por eso valoro mucho que personas como tu al menos os plateeis que hay detrás de lo que hay sobre el plato, e intentar reducir aunque sea su consumo ya es un paso muy importante, y un gran logro con uno mismo. Desde luego aquí eres bienvenida y puedes pasarte siempre que quieras. Un beso guapa!!

Te de Ternura dijo...

GRACIAS GUAPÍSIMA... mi escrito ha llegado a ti porque sabía, es más estaba segura de que lo comprenderías y que mejor que comunicarse para aprender los unos de los otr@s ¿verdad?
LO DICHO GRACIAS Y UN FUERTE ABRAZO :)))

Pekeña Carolina dijo...

Otro abrazo para ti Conxita!! Sigo leyéndote, y encantada de que hayas venido a leer mi respuesta. Un beso enorme!!