jueves, 15 de agosto de 2013

Cervecería Albaicín. Talavera de la Reina, Toledo.


Desde que leí el post que desde Nutrición esencial dedicaron a la Cervecería Albaicín, no he podido evitar el plantearme en más de una ocasión el hecho de ir a comer allí. La verdad es que la mayor parte del año vamos al pueblo mucho menos de lo que nos gustaría, pero aun así estaba deseando el poder tener cualquier excusa para acercarme a Talavera de la Reina desde allí. Este mes de julio hemos podido pasar más de una semanita en mi querida Santa Olalla, y como 10 días dan para mucho, uno de ellos estaba reservado para nuestra primera visita a Talavera, y como no, a la Cervecería Albaicín.

La Cervecería Albaicín está situada en la C/Greco nº 1, en pleno centro de la ciudad. No es un restaurante vegetariano, pero siempre disponen de opciones para vegetarianos y veganos. Nosotros comimos de menú (que incluye bebida, pan, primero, segundo y postre o café/té), el cual me pareció bastante asequible, muy bien de precio y con una calidad inmejorable. Os puedo adelantar que salimos más que satisfechos de allí.


Tras traernos las bebidas y una buena Cesta de pan integral, venían los primeros. Nos ofrecieron distintas opciones, pero tanto Paco como yo nos decantamos por un Gazpacho con guarnición (y es que ese día, en pleno mes de julio, en la calle hacía muuuucha calor). El gazpacho estaba en su punto, tal y como a mí me gusta (y eso es un logro ya que he probado muuchos gazpachos y no todos me apasionan). Bien fresquito, entraba genial y estaba delicioso. Os puedo asegurar que fue un gran acierto. Repetiría sin dudarlo.


De segundo Paco y yo pedimos cosas diferentes, pero como siempre, acabamos picoteando uno del plato del otro,...¡¡nos encanta probarlo todo!! Él pidió Seitán a la gallega. Dicho plato consistía en una base de patatas sobre la cual se disponían unas finas y riquísimas lonchas de seitán, regadas con aceite de oliva y pimentón. Estaba mmmmm!!!!!. Nos recomendaron este plato cuando enumeraron el menú, como especialidad de la casa, y la verdad es que está de escándalo. Muy, muy rico.


De segundo opté por unos Filetes de Seitán empanado con ensalada. Los filetes, caseros, muy sabrosos, crujientes por fuera pero jugosos por dentro. La ensalada fresca, con lechuga, tomate,cebolla, zanahoria y maíz. Un buen acompañamiento. Otro plato para repetir.


Para el postre nos ofrecieron, entre otras cosas, fruta fresca, natillas caseras (hechas con leche vegetal y estevia) y Strudel de manzana casero. Al final opté por este último. Este postre era también vegano, y yo que soy muy golosa no pude resistirme a él. Estaba muy bueno, lo disfruté junto con una taza de té rooibos, calentita, que fue un broche estupendo para tan delicioso almuerzo. Paco como estaba muy lleno (cosa sorprendente porque es igual o más glotón que yo) no pidió postre, sino directamente un café con leche vegetal.

Para mí es importante destacar la amabilidad con la que fuimos atendidos en todo momento. Da gusto comer en sitios así, en los que te sientes como en casa y en los que desde que te marchas por la puerta tienes ganas de volver allí de nuevo. Esto es algo que me parece importante resaltar y que nosotros valoramos muchísimo. Así que lo tenemos claro, en cuanto podamos,... ¡¡Repetiremos la experiencia!!

3 comentarios:

¿Y si nos cuidamos? dijo...

Madre mia Carol .... que pinta tiene todo!!! si que es un sitio como para apuntárselo si!
Un beso!!

Pekeña Carolina dijo...

Y tanto que si Rosa. Nosotros cuando podamos acercarnos a Talavera, repetiremos, repetiremos y repetiremos!!! Besos guapa!!

ANANDA mOOntsEsteban dijo...

¡Qué pinta todo y qué hambre de repente! ,)