martes, 23 de abril de 2013

Día del libro 2013. El principito.


Hoy es 23 de abril, día de San Jorge. El año pasado os conté aquí que el día de hoy es el día del patrón de los Scouts, y todo lo que eso significa para mí. Pero como ya sabéis, hoy también es el día del libro. Y de eso es de lo que hoy me gustaría hablaros.

Cuando era pequeña me encantaba leer, pero desgraciadamente es algo que fui dejando de lado lentamente, casi sin darme cuenta. De un tiempo hacia acá he intentado retomarlo, poquito a poco. Ya sabéis, nunca es tarde si la dicha es buena. Cuando era pequeña me gustaba escribir a máquina (la bendita máquina de escribir de mi abuelo, al que nunca conocí, pero que según me han contado, era muy adelantado y culto para la época en la que vivió) y leer, e imaginar cuentos e historias. Recuerdo que fui al cole ya sabiendo leer (me enseñó mi madre en casa con la ayuda de los cuadernillos rubio) y que todos los días teníamos que leer en voz alta una página de lectura en clase. Yo siempre quería leer más y más de lo que realmente me tocaba, pero mi profesora se enfadaba siempre conmigo. Un poco más tarde, incluso me atreví con 7 u 8 añitos a mandar un cuento (escrito por mí) por correo ordinario a varias editoriales, con la ilusión de que me lo publicasen (en este caso fueron mucho más amables que mi profesora, y la editorial Susaeta me contestó y regaló un cuento, aunque no publicaron el mío porque realmente estaba escrito por una niña de 7 años y era muy malo, pero tuvieron un detalle muy bonito conmigo). También me gustaba presidir clubes sociales que inventaba para mis amigos, para los que (entre otras muchas cosas) escribía una revista cada "x" tiempo dejándola en sus buzones. A veces me asusto al ver tanta iniciativa en una niña tan pequeña, y como mucha de esa iniciativa e imaginación se ha ido perdiendo por el camino año tras año, al ir creciendo. Por eso me gustaría pediros que si ya leéis, fomentéis la lectura a los demás, sobretodo a los más pequeños de la casa. Nunca se sabe hasta dónde pueden llegar si se les anima un poco y van creciendo siempre con un libro bajo el brazo. Y si no leéis, ya veis que nunca es tarde para hacerlo, cualquier día es bueno para empezar. Un buen libro, una taza de té caliente y podréis pasar una tarde maravillosa en casa. Sin moveros del sofá. Sin necesidad de encender la tele, sólo vuestra imaginación.


Para empezar a retomar este año la lectura, me decidí por una apuesta segura, algo que dicen que nunca falla: leerse un libro de los que dejan huella. En este caso, la obra elegida fue El principito, de Antoine de Saint-Exupery. Muchos de los que ya lo habéis leído me habéis dicho que es un gran libro, y la verdad es que tenéis muchísima razón. Es un libro delicioso, exquisito, que te llega al corazón y que te hace reflexionar en cada página con sus innumerables metáforas: los baobabs, los volcanes, la rosa, el cordero, la amistad del zorro,... Es un libro que parece escrito para niños, pero que en realidad es para todo tipo de público porque en él se dan lecciones de vida muy bonitas y que todos deberíamos conocer. Además, es un libro ideal para retomar la lectura, ya que se lee en nada, es muy cortito (aunque con un gran valor impreso en cada página) y te deja con ganas de más. Si todavía no lo habéis leído y he despertado vuestra curiosidad, podéis asomaros por aquí y leer por vosotros mismos de qué trata. Es un libro maravilloso.

Con esta entrada doy por iniciada la sección del blog libros, en la que os iré contando qué voy leyendo, que lecturas me parecen más apasionantes, divertidas, enriquecedoras,... Se trata simplemente de ir compartiendo con vosotros los libros que leo, y de que entre todos los comentemos si también los habéis leído. Prometo ir leyendo de todo un poco, tanto clásicos de la literatura como libros de los denominados de autoayuda (pero que tanto bien nos hacen a veces) o libros de recetas y/o relacionados con la vida vegetariana y natural. Espero que os guste esta nueva senda que se ha comenzado hoy en Espinacas con Garbanzos ¿os gustaría recorrerla a mi lado?

PD: "Lo esencial es invisible a los ojos". 

7 comentarios:

Per Rake dijo...

Por supuesto, ahí estaremos para leer sobre tus lecturas :)

Ester de la Fuente dijo...

que entrada tan bonita! en casa siempre hemos sido muy leedores, estoy muy agradecida a mis padres por haberme enseñado la magia de la lectura desde pequeña! es un "vicio" que no debemos dejar nunca! Mi abuelo tiene 91 años y lee todos los días! Espero con ganas tus escritos sobre libros! yo ahora estoy enganchada a libros de salud, nutrición, recetas... y me gusta explicarlos después en el blog, pero ya va siendo hora de coger una novela. Feliz dia de Sant Jordi guapa!

Pekeña Carolina dijo...

Per Rake, muchas gracias :) A ver si formamos una especia de club de lectura entre todos :)

Ester,¡¡tienes mucho que agradecerle a tus padres!! No hay nada como empezar con algo desde pequeños ¡¡aunque siempre se está a tiempo de todo!! pero en tu caso has hecho muy bien, no dejarlo nunca. Yo también estoy ahora enganchada a los libros relacionados con el mundo vegetariano y sano, me encantan, pero también los que tienen algo que enseñarte en el plano personal. Me encantan. Un abrazo y feliz san jorge para ti también :)

Cris Miró dijo...

Que razón tienes, en lo importante que es fomentar la lectura sobretodo a los más pequeños... yo soy amante del dia de Sant Jordi, vivo en Catalunya i es como un día festivo (aunque haya de trabajar) me encanta pasear por la plaza del pueblo, ver todas las paradas de libros y las mujeres orgullosas con su rosa, me emociona! Y siempre pienso en el día que tenga hijos.. lo importante que será que les haga entrar en el maravilloso mundo de la lectura, y no tanta tele, Internet y videojuego... no soy de leer cada día, pero si que me gusta de vez en cuando relajarme en mi sofá, con un té y disfrutar de un buen libro!
Saludos!!!!

Pekeña Carolina dijo...

Cris, tiene que ser un día muy bonito allí en Cataluña. Yo aquí en Sevilla nunca lo he visto, pero me encantaria que fuese asi, con todo lleno de libros y rosas, ¡¡tiene que ser emocionante!! Y pienso como tu, a mi me da un poco de repelus ver a algunos niños super pequeños y a la vez super enganchados a la wii, a la tablet y demas,...mejor salir a correr al parque y aprovechar muy bien el dia!! o leerse un buen libro y hacer diex mil cosas mas emocionantes que estar frente a la tele en el sofa,....en fin ¡¡Un beso!!

MartaBlondeVegan dijo...

Me encanta este libro ;)
sigo tu blog, aquí te dejo el mío
http://blondeandvegan.blogspot.com.es/
todavía estoy empezando pero iré poniendo recetas veganas y demás :)

Pekeña Carolina dijo...

El libro es genial :) Mucho ánimo con tu blog, me alegra mucho ver como cada dia hay más y más espacios en la red dedicados al veganismo. Go vegan!! Un beso!!