viernes, 15 de marzo de 2013

Bizcocho 5 minutos.


Hoy vengo muy pero que muy contenta, porque al final, sí que sí,...¡¡he aprobado dibujo técnico!! El mes y medio de exámenes ha sido duro pero al final ha merecido la pena. Gracias a que el profesor me dejó presentarme al último examen de autocad, porque podría darme la media para aprobar (la asignatura consta de 3 exámenes distintos), y así ha sido. Me he quitado uno de los huesos más duros de roer de toda la carrera, y ya estoy más cerca de ser ingeniera. Quien me lo hubiera dicho a mí, que tantas y tantas veces ha rondado por mi cabeza la idea de abandonar, tantas noches he llorado por estar lejos de mi amor, tantos días de mal humor pensando en que tanto esfuerzo y dinero empleados quizás no valiesen para nada. Pues que sepáis que si lo dais todo de vosotros mismos y quemáis hasta el último cartucho, todo, absolutamente TODO se puede conseguir. Los sueños se acaban cumpliendo. El esfuerzo siempre acaba dando buenos resultados. Y el sabor de la victoria es indescriptible. Animaos a luchar por vuestros sueños. Si queréis los podéis conseguir.

Después del rollo que os acabo de soltar (pero del que espero que hayáis tomado buena nota) os traigo una recetilla que descubrí por primera vez aquí, pero que en realidad parece ser que la receta original es de Creativegan. La verdad es que prefiero un dulce hecho lentamente en el horno, pero ya sabemos que no siempre se llega a todo y a veces tiempo es lo que no tenemos. Por eso esta receta es ideal para esos días en que apetece algo dulce recién hecho, pero en los que no podemos pararnos a encender el horno. De aspecto como veis no me ha quedado muy bonito, pero de sabor está muy rico y la cosa es ir practicando para que quede mejor. Es estupendo para un imprevisto de última hora, y siempre será mejor que un bollo lleno de grasas hidrogenadas. Aquí tenéis la receta.

Ingredientes:

- Dos cucharaditas de harina integral.
- Dos cucharaditas de cacao puro en polvo.
- Dos cucharaditas de azúcar moreno (o sirope de ágave).
- Cuatro cucharaditas de aceite de oliva.
- Seis cucharaditas de leche vegetal (yo usé leche de soja).
- Una cucharadita de levadura en polvo.
- Azúcar glass y canela para espolvorear.

Manera de hacerse:

Necesitamos una taza para poder llevar a cabo nuestra receta. Mezclamos en ella todos los ingredientes y luego metemos la taza en el microondas durante 1 minuto (a la máxima potencia). Hay que tener cuidado, porque en realidad este tiempo variará un poco dependiendo del microondas que tengamos. En el mío se hace perfectamente así, pero a veces lo he intentado en otros en los cuales o bien necesitaba un poco más de tiempo, o bien necesitaba menos porque el microondas era muy potente y se desbordaba la mezcla a la primera de cambio. Todo es estar atento y con la ruedecilla de los minutos en la mano. Una vez haya subido, tendremos que esperar de 3 a 4 minutos. Transcurrido este tiempo, lo desmoldamos con mucho cuidado. Por último lo espolvoreamos con azúcar glass y canela. ¡¡Y listo para comer!!

Espero que os haya gustado. Ahora,...¡¡a seguir disfrutando del mes sin carne!!

8 comentarios:

Jessica dijo...

Felicidades por ese aprobado!!!!!! es un alivio cuando sabes que te has quitado un hueso de los que son duros de roer. Ahora a disfrutar de las sensaciones y a seguir con más fuerzas.
b6

Maestro Zen dijo...

Hola!

Felicidades por tu aprobado. Ya te falta menos para completar una parte importante de tu vida.

¡Una ingeniera vegana, wuau! Es verdad que estamos construyendo un mundo totalmente nuevo y más consciente al de la generación anterior.

Enhorabuena por tu esfuerzo y disfrútalo estos días, jaja.

:)

Ester de la Fuente dijo...

Enhorabuena por el aprobado y por luchar por conseguir tus sueños, todas/os tenemos que ser así!!
La receta es perfecta para tomar algo dulce rápido, yo tenía la receta no vegana y cuando no era vegana me hacía este bizcochito si quería algo dulce después de comer, y ahora puedo seguir haciéndolo en versión vegana!
Un saludo!!

http://quinoawakame.blogspot.com.es/

Gastro Cenicienta dijo...

ñammmm ñammmm....pero qué rico!!

Ana López Blanco dijo...

Mi niña felicidades!! Ya te lo había dicho pero esta entrada se me ha despistado. Ahora soy yo la que está liada con el trabajo de fin de curso y el examen :) Menos mal que no nos ponemos todos de acuerdo.
Y claro que merece la pena. El propósito de la vida es una vida con propósito :)
(La cita no es mia)
Me llevo el bizcocho . Muaks

Pekeña Carolina dijo...

Jessica, gracias!! Bien contenta que estoy, y eso de disfrutar y coger fuerzas, ya ves que lo voy a hacer :) ¡Vivan las vacaciones de semana santa! Un abrazo guapa.

Ester de la Fuente, pedazo de blog que acabas de inaugurar. Te voy a seguir de cerca :)

Maestro Zen, gracias a ti también. Me ha hecho mucha gracia tu exclamación al saber que voy a ser una ingeniera vegana dentro de pocos meses (o al menos eso espero), jajaja. ¡¡Besos!!

Gastro cenicienta, rico rico!! :)

Ana, Sí, el facebook nos conecta más rápido y recibí allí tu felicitación :) Muchas gracias de nuevo. Ahora que han cambiado las tornas y eres tu la que está con jaleo, espero que vaya genial el curso y por supuesto el examen. Iba a desearte suerte pero me da a mi que no la vas a necesitar (la suerte se la trabaja uno día tras día, y eso es lo mejor que podemos hacer, trabajar por nuestros sueños). Por cierto, la cita es preciosa, me encanta. Un abrazo y muchas gracias por todo :)

bruma dijo...

Muchísimas felicidades guapa!!
Yo tengo ganas de probar también este bizcocho tan famoso! muaaaaaaaaaaaaaka

Pekeña Carolina dijo...

Muchas gracias!! Pruebalo que se hace en 5 minutos!! un besazo!!