viernes, 28 de septiembre de 2012

Picnic vegano en Sevilla.


¡¡Muy buenas a todos!! Como podéis ver en este bonito cartel, el pasado domingo día 23 de septiembre, tuvo lugar la celebración de un picnic vegano en el parque del Alamillo en Sevilla, gracias a Igualdad Animal, que organizó este bonito día de parque vegano.


Fue un día estupendo, en el que poco a poco empezó a llegar gente sin parar, trayendo cosas ricas para compartir y muchas ganas de pasar un buen rato con los demás.


Hice poquitas fotos pero espero que os hagáis una idea... Cada uno aportó lo que pudo, y acabé probando cosas deliciosas como este pastel vegano de la foto, además de ensaladilla rusa, sandwiches, empanadas, falafel, croquetas, cous cous, tortillas, ensaladas, ... Y de postre, tarta de manzana, brownie, bocadillo de guayaba,... Yo hice una empanada de pisto y tofu, y un brownie vegano, cuya receta saqué del super recomendado blog La Cazuela Vegana, en el que hay recetas buenísimas, fáciles de hacer y que tienen el éxito asegurado (y si no que me lo digan a mí, que el brownie no duró ni 5 minutos...).


Quisiera aprovechar esta entrada para animar a todas aquellas personas que puede que se hayan quedado con las ganas de venir por el simple hecho de no conocer a nadie y no atreverse a venir solos. Éramos muchos los que íbamos por primera vez a un evento de este tipo, sin conocer a nadie o prácticamente a casi nadie, como era mi caso, pero creo que todos nos fuimos de allí contentos, con la sensación de haber pasado un buen día de domingo en el parque, conociendo personas afines y haciendo amigos. Así que... ¡¡animaros a participar en la próxima ocasión!! Yo acabé yendo gracias a que comprando en Red Verde me animaron a asistir (¡muchas gracias Conchi!). Vosotros puede que os animéis después de leer esta entrada... Sólo os digo que para quedarse en casa siempre hay tiempo. ¡¡Os esperamos para la próxima!!


Y por último, para despedirnos hasta la próxima entrada, os dejo con esta bonita pintada que me encontré cuando ya volvía camino a casa... No sé quién la habrá pintado, pero de lo que estoy segura es que me arrancó una sonrisa. ¡¡Mil besos y hasta muy pronto!!

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Restaurante vegetariano El Vergel



¡¡Buenos días a todos!! ¿Como estáis? ¡¡Espero que las cosas vayan bien para todos vosotros!!. Os cuento un poco como me ha ido a mí últimamente: sigo sin portátil, pero he decidido apañármelas con el ordenador familiar, para seguir dándole un poco de vida al blog con nuevas entradas. Mi chico se recuperó y volvió al trabajo, aunque sigue con problemas y está pensando en probar con terapias alternativas. Yo me vine a Sevilla e hice dos exámenes ahora en septiembre, los cuales ya he acabado. Y para terminar, hoy me he levantado con una gran noticia, ha salido la nota del primer examen, y ¡¡he aprobado la asignatura de química!!. Estoy super feliz, no hay nada mejor que una buena noticia para empezar el día :)

Por otro lado, no sé si os habéis dado cuenta de que ha sido nuestro cumpleblog. ¡¡Espinacas con garbanzos tiene ya un año de edad!! Y eso es en gran parte gracias a vosotros, a todos los que nos seguís y nos dais ánimos con vuestros comentarios y vuestras visitas. Y también a los que nos seguís por facebook, que cada día sois más y eso me hace sentirme muy contenta con esta aventura que empecé hace poco más de un año. ¡¡Muchas gracias a todos!!

Y ahora, al grano, a por el tema de la entrada de hoy. Antes de volver a Sevilla, Paco y yo disfrutamos de una riquísima cena en el Restaurante El Vergel, situado en el Paseo de la Florida número 53, en Madrid. Este restaurante fue el primer restaurante vegetariano de todos a los que hemos ido en nuestra vida, un poco antes de decidirme a ser vegetariana. Aquella primera vez fuimos un poco desconfiados, sobre todo Paco, que antes apenas probaba la verdura ( ¡y ahora se la come con ganas!), pero el resultado fue que salimos de allí encantados, con la tripa saciada y llena de comida deliciosa. La verdad es que siempre nos quedamos un poco con las ganas de repetir la experiencia. Así que cuando salió un cupón descuento en groupalia, en el que ofertaban un menu degustación para dos personas a mitad de precio, no nos lo pensamos dos veces y lo compramos. ¡¡Y allá que fuimos!!


El menú degustación para dos personas consistía en lo siguiente: cuatro platos de la carta elegidos por el chef, dos platos de la carta elegidos por nosotros, un par de postres a elegir, pan, bebidas y café o infusión. Y además, antes de empezar con nuestro menú, nos trajeron este aperitivo por cortesía de la casa: un par de Albóndigas de Verduras acompañadas de una rica salsa, que estaban riquísimas.


Los cuatro platos elegidos por el cheff fueron un gran acierto. Para empezar nos trajeron unas Croquetas Variadas con Salsa Romesco. ¡Estaban deliciosas!


Luego vino la Ensalada Gourmet con Queso de cabra y Mermelada de Tomate. ¡No podía estar más buena!


A continuación, nos sirvieron unos Pimientos del Piquillo Rebozados y Rellenos de Champiñón con Salsa Cabrales. Espectaculares.


Y la última elección del cheff: Paella de Verduras con Algas. Muy sanote.


Luego vinieron los platos elegidos por nosotros: Solomillo Wellington de Seitán y Paté de Shiitake. ¡¡Lo mejor de toda la cena!! Estaba delicioso, el seitán muy sabroso y la salsita que acompañaba al plato no podía estar más rica. Fue un gran acierto. Os recomiendo que pidáis este plato si alguna vez vais a El Vergel. ¡Seguro que no os arrepentís!


Y la Mousaka de Verduras. La verdad es que me decepcionó un poco, porque yo esperaba mousaka de verdad, es decir, que llevase berenjena, patata y tomate. Pero era una especie de menestra recubierta de queso. Aún así estaba rica. Nos lo comimos sin rechistar.


Llegó el momento dulce, el momento de los postres. Uno de ellos fue un Batido de Limón. Muy rico y refrescante.


Y el otro postre, Tarta de Piña Colada. Muy, muy rica.


Y ya por último, y para asimilar mejor tanta comida rica, nos trajeron una Infusión Digestiva a cada uno. Lo mejor para bajar tan rico festín.

El restaurante El Vergel volvió a estar a la altura de nuestras expectativas, tanto en nuestra primera como en nuestra segunda visita. Incluso esta vez nos atendieron mejor que la primera, hace ya más de un año. Fueron rápidos y amables, lo cual se agradece. Cuentan, además de con el Restaurante vegetariano, con una Tienda de productos ecológicos justo al lado de éste, y también tienen un Instituto de Estudios Naturales. En el restaurante tienen menús muy económicos, tanto a mediodía como para la cena. Espero que si estáis cerca, os animéis a probar. ¡¡Un abrazo y hasta la próxima entrada!!