martes, 24 de julio de 2012

¡Qué crudo lo tenemos! ¿...o no?








Hace un par de semanas me topé en youtube con este documental ¡Que crudo lo tenemos! ¿...o no?, y como en aquel momento me encontraba en Madrid, decidí verlo con mi chico. Pues bien, lo vimos juntos, y aunque hay momentos en los que apenas se oye o se ve bien, acabamos contagiándonos de las ganas de comer más crudo (de empezar a incluir más cantidad de frutas y verduras crudas en nuestra dieta). Además, dio la casualidad de que nos íbamos a pasar el fin de semana al pueblo, los dos solos, y justo antes de irnos nos aprovisionamos bien de alimentos crudos: compramos sandía, manzanas, lechugas, zanahorias, papaya, pasas, nueces, limones, hierbabuena, piña desecada, tomates, pepinos,... Apenas en dos días nos sentimos mejor, y eso que la experiencia sólo duró un fin de semana. Así que a partir de ahora, hemos decidido comer más cantidad de comida cruda, aunque no seamos crudiveganos al 100%, pero lo importante (al menos para mí) no es el todo o nada, sino empezar a incluir este tipo de alimentación más a menudo en mi dieta, e ir sintiéndome mejor poco a poco. Creo que todo son ventajas, alimentarnos mejor siempre es importante, y aunque nos demos caprichos más golosos de vez en cuando, como un trozo de tarta o un mojito veraniego, lo importante es el día a día, lo habitual, no esa tarta que comes una vez en semana, sino la comida sana que comes todos los días.

Si queréis informaros un poco más sobre este tipo de alimentación, os recomiendo las siguientes páginas webs, las cuales he encontrado muy interesantes:

- Comunidad Cruda, el facebook de Balta Lorenzo. 

- Vida en tu comida, la web de Gaby y Dave.

- Crudiveganos.com, la web de Ana Moreno.

- Nutrición esencial, la web de Iván y Estela.

- Espiritual chef, la web de Javier Medvedowsky.

- Cocina cruda creativa, la web de Mercé Passola.

- BiBiRaw, la web de una crudivegana convencida.

No dejéis de ver este documental, os lo recomiendo a todos. Además de todo lo que se aprende de él, puedo decir que la música de fondo que le han puesto me parece una maravilla. Me encanta y me da alegría y  ganas de vivir. Espero que os guste. ¡Un abrazo!


viernes, 20 de julio de 2012

Maoz vegetarian.


Hoy os traigo otro sitio perfecto donde comer vegetariano. Se trata de Maoz Vegetarian, una cadena de comida rápida vegetariana, que cuenta con varios establecimientos en diversos lugares del mundo. En Madrid tienen un establecimiento en el número 4 de la Calle Mayor, muy cerquita de la Puerta del Sol y de la Plaza Mayor. Por su magnífica ubicación y su sabrosa y económica comida, merece ser mencionado como un lugar ideal en el que reponer fuerzas tras una dura y calurosa jornada de turismo por la zona.


La dinámica seguida en Maoz es sencilla. Tienen varios menús, todos ellos muy económicos, en los que se suele combinar el pan de pita con falafel, diversos rellenos, patatas fritas y refresco. Nosotros elegimos este último que acabo de mencionar, en el que se podía rellenar el pan de pita infinitamente, tipo buffet libre, hasta que te encontraras saciado. ¡Y todo eso por sólo 6,90 euros! Desde luego, a un precio imbatible, y eso que escogimos el menú más caro.


Os pongo una muestra de los panes de pita que nos comimos. Este primero es el mio, relleno de ensalada de col americana y coliflor rebozada. ¡Riquísimo! Los demás son el de mi chico y nuestros amigos. Aunque alguno repitió y se comió más de uno...




Otras opciones de relleno eran cous cous, remolacha en tiras, zanahoria en rodajas, salsa verde picante, garbanzos, ensalada refrescante de pepino, salsa de tomate, cebolla rehogada, hummus, guacamole, paté de olivada, tahine, salsa de yogur... y muchos más, todos ellos al alcance del chico que nos atendía, que volvía a rellenarnos la pita cada vez que alguno de nosotros se lo pedía.

El falafel, situado en el fondo del pan de pita, era sin exagerar, el más rico que he probado nunca. He pedido falafel en muchos sitios diferentes, pero ninguno tan bueno como el que te ofrecen en Maoz. Si no me creéis probadlo y juzgarlo vosotros mismos. ¡¡Está riquísimo!!

Una última cosa que quería comentar, que no quería que se me pasase, es la amabilidad y el maravilloso trato recibido en Maoz. Llegamos en hora punta, mucha gente, un poco de jaleo, local pequeño, sólo dos chicos atendiendo y llevando el local hacia adelante. Y a pesar de eso y de tratarse de un lugar de comida rápida, nos atendieron estupendamente, con una sonrisa en la cara, explicándonos en qué consistían los menús con toda la amabilidad del mundo, y todo eso sin perder el ritmo, haciéndolo todo estupendamente. Un aplauso para los trabajadores de Maoz.

Espero que aunque no seáis consumidores habituales de comida rápida, le deis una oportunidad a este sitio, ya que toda la comida rápida no es igual, y esta merece mucho la pena. Nosotros salimos encantados y saciados, y sin dejar que la cartera se resintiera. Seguramente acabaremos volviendo a Maoz, otro día que tengamos hambre y estemos cerca. ¿Os animáis a repetir con nosotros? ¡Nos vemos en el próximo post!

jueves, 12 de julio de 2012

Berenjenas al horno rellenas de cuscús.



Llevo unos días por los madriles, estudiando por las mañanas pero aprovechando las tardes, visitando sitios curiosos nuevos, probando comidas vegetarinas, quedando con los amigos, paseando por las tardes,...Vamos, disfrutando un poco del veranito, que para algo es mi estación del año favorita. Esto de tener tanta luz hasta tan tarde, las terrazas de verano, ir a todas partes en sandalias, con ropa cómoda, poder disfrutar de la piscina o de la playa...¡eso no tiene precio! ¡Cómo me gusta el veranito!

Y hoy...¡por fin! he sacado un ratillo para una nueva entrada. Tenía muchas ganas de subir alguna receta, y esta es sanota, sanota, de las que tanto nos gustan. La hice hace poco en casa, y ya estoy deseando repetir. Aunque ahora me voy a pasear por el Retiro, y luego a tomarme un mojito. Así que...¡os dejo con la receta!.


Ingredientes

- Una berenjena.
- Un buen puñado de cuscús.
- Media cebolla.
- Un pimiento verde.
- Un par de zanahorias.
- Un puñado de pasas.
- Perejil picado. 
- Aceite de oliva y sal al gusto.

Manera de hacerse

Primero cortamos la berenjena por la mitad, le quitamos "la cabeza" y metemos las dos mitades resultantes en agua hirviendo. Las dejamos ahí durante unos 10 minutos. Cuando esté listo, las sacamos del agua y escurrimos. Esperamos a que se enfríen, y entonces sacamos la carne de la berenjena, la troceamos y reservamos.
 Aparte, rehogamos en una sartén con un poco de aceite de oliva la cebolla, el pimiento verde y las zanahorias, todo pelado y cortado en trozitos. Luego añadimos la carne de berenjena que habíamos reservado con antelación. Cuando esté todo bien pochadito, añadimos el puñadito de pasas y el perejil picado al gusto. Rehogamos 5 minutos más y apagamos.
En otro cazo, puesto al fuego (así sin más, sin aceite ni nada), añadimos el cuscús y lo doramos durante unos minutitos, hasta que veamos que va cogiendo colorcito. Echamos un pellizco de sal y un vaso grande de agua muy caliente (a veces a este agua le echo un poco de avecrem vegetal para que tenga más sabor). Tapamos al instante y en cuestión de minutos podremos destapar y ver que nuestro cuscús está hecho. Luego juntamos el cuscús con el rehogo de verduras que teníamos preparado.
Untamos con aceite de oliva una bandeja de horno, en la cual disponemos las dos mitades huecas que nos han quedado, que rellenamos de nuestra mezcla de cuscús y verduras anterior. Lo metemos todo en el horno precalentado a unos 220 º durante unos 15-20 minutos. Sacamos del horno y disfrutamos de nuestra comida.

lunes, 2 de julio de 2012

Evento Benéfico en Sevilla por los Animales.


El pasado jueves día 28 de junio, tuvo lugar en Sevilla un acto benéfico por los animales, organizado por Igualdad Animal. El lugar elegido para celebrarlo fue la Sala el Cachorro, situada en la C/ Procurador, 19, en el barrio de Triana. Desde que ví el cartel en la página de facebook de Red Verde, sentí muchas ganas de acudir al evento, y la verdad es que, ahora, después de haber asistido, puedo decir que fue la primera vez que asisto a un evento de estas características, ¡pero que no será la última!.

Al principio no sabía con quién asistir, estaba un poco desconectada del mundo después del periodo de exámenes de junio, pero quería ir con mucha gente para que probasen tapas veganas para cenar, en lugar de lo que suelen comer siempre, y además quería que se recaudase dinerito para la causa. Mi chico tenía muchas ganas de venir conmigo, pero él estaba en Madrid, así que no podía acompañarme. Al final quedé con unos amigos que tenía muchas ganas de ver, y la verdad es que lo pasamos muy bien. Tan bien que ¡a ver si pronto repetimos quedada!


El concierto sé que estuvo muy bien, nosotros compramos la entrada, aunque al final no entramos porque se oía desde fuera, y estábamos muy agusto cenando en ese patio tan estupendo que tienen en la Sala el Cachorro. No podíamos parar de hablar de nuestras cosas, y con el fresquito que hacía, la noche fue estupenda.





La cena fantástica, cómo se observa en las fotos,...gazpacho de remolacha, tortilla vegana, croquetas veganas, empanada de champiñones, ensaladilla rusa vegana,...todo delicioso, libre de explotación animal.




Había muchas tapas más, una mesa llenita de cositas ricas para cenar, aunque yo ya alcancé a hacer pocas fotos al final. Fue una velada estupenda, que la hicieron bonita todos los asistentes. A mis amigos les doy las gracias por venir, y les dedico la última foto. Espero nuevos eventos benéficos por los animales, y también nuevas quedadas de amigos forestales. ¡A ver si en la próxima nos juntamos más! Un saludo a todos y de nuevo gracias. ¡Besos y hasta la próxima!