domingo, 29 de abril de 2012

Restaurante Ecológico Gaia.


El 1 de mayo es un día muy romántico, y lo es por un motivo muy especial. Este 2012 en dicha fecha hacemos Paco y yo 4 años juntos. Pero como se ha dado la circunstancia de que este año ambos estamos ansiosos por celebrarlo, no pudimos esperar hasta el próximo martes para hacerlo, así que ya hemos comenzado con los festejos.

En realidad todo empezó hace poco más de una semana, cuando le envié una carta romántica (con algo más) a su casa, en plan sorpresa. Le hizo mucha ilusión, y enseguida pensó con qué podría sorprenderme él a mí, que fuese de mi agrado. Y como siempre, acertó de lleno. Decidió regalarme una velada romántica cenando en el Restaurante Ecológico Gaia, situado en la calle Luis de Vargas nº 4, en Sevilla.

Nada más llegar al restaurante, me gustó mucho su ambiente tranquilo y relajado, con la música bajita, y un servicio al cliente bastante amable y atento. Tras consultar la carta, nos decidimos por el menú degustación para dos personas. Este menú consta de dos primeros y dos segundos, a compartir (excepto uno de los primeros que era individual) y un dúo de postres. Bebidas y servicio (cubiertos) no están incluidos en el precio, pero aún así resultó no ser demasiado caro. De hecho, nos fuimos de allí bastante satisfechos por la relación calidad/precio, y más teniendo en cuenta que en Gaia todos los platos están elaborados con productos ecológicos.


Para beber ambos nos decantamos por el zumo natural del día, que consistía en un zumo multifrutas bastante rico, servido en vaso de tubo. Lo volvería a pedir sin dudarlo.


Mientras esperábamos los primeros, nos trajeron junto a las bebidas, una cestita de panes y picos integrales, y un entrante por cortesía de la casa, que consistía en unas  patatas aliñadas, y una ensalada de alubias con pimiento rojo.


Enseguida nos trajeron los primeros. Un salmorejo de remolacha para cada uno. Estaba riquísimo, y a mi chico le gustó especialmente. La verdad es que estaba muy sabroso, y el color era precioso, pura remolacha.


Para compartir nos sirvieron unas deliciosas croquetas de avena, acompañadas de una ensalada de lechuga, col lombarda, pimiento rojo, remolacha, fresas y semillas de sésamo. Se notaba que todo era ecológico, el sabor de las fresas era espectacular. Las croquetas, insuperables. Venían sobre una cama de aliño muy rico.


Después empezaron a venir los segundos. Nos trajeron un plato de bulgur salteado con verduras y tofu, para compartir. Las verduritas estaban al dente, y junto al bulgur, constituían un plato riquísimo.


El último segundo consistía en un surtido de tofu con verduras y salsa teriyaki. Uno de los dos tipos de tofu de los que traía el plato, venía con trocitos de aceituna verde, lo cual le daba un sabor bastante peculiar y delicioso.


Como colofón final a esta fantástica cena, nos trajeron un dúo de postres, que consistía en un par de trozos de tarta de chocolate, y un par de trozos de tarta de naranja. He de decir que aunque me considero una apasionada del chocolate (una chocoadicta, por supuesto), me gustó especialmente la tarta de naranja, que para mi gusto superaba a la de chocolate (a mi chico, por ejemplo, le gustaron las dos por igual). Sabía como a naranjas confitadas, estaba deliciosa.


Para terminar y hacer bien la digestión, pedí la carta de infusiones & tés y sucumbí ante un té de manzana y canela, que me calentó el cuerpo y me reconfortó el alma (al salir de allí nos esperaba una Sevilla lluviosa, a la que había que hacer frente antes de llegar a casa).

La verdad es que le pondría un 10 a este restaurante, que encima es uno de los pocos restaurantes vegetarianos que hay en Sevilla (de hecho, sólo hay otro más y creo que de reciente apertura). Y además, aparte de ser un restaurante ecológico, Gaia defiende el slow food y los productos kilómetro 0. Ofrecen platos vegetarianos y veganos, y un económico menú de mediodía los días laborables (destacando los miércoles por la comida hindú). El fin de semana cuentan con menú km 0 y el menú degustación que catamos nosotros dos. Tienen además, supermercado, escuela alternativa, centro de terapias alternativas y la casa rural gaia. Cuentan con página de facebook.

A mi chico, darle las gracias por tan estupendo regalo. Una velada inolvidable, 4 años juntos. Mañana nos vamos a Osuna a seguir celebrando. Se respira amor en el ambiente. Volveré con la sonrisa puesta. Hasta entonces :)

jueves, 26 de abril de 2012

Calabacín al curry con arroz basmati.

 

Hace ya unos cuantos días, descubrí este maravilloso curry de garbanzos con cuscús en el blog de Irene, La cocina verde. Me llamó la atención desde el principio, y segundos después decidí que algo con curry tenía que hacerse en mi cocina. No hice su receta, ya que ésta es diferente (no lleva garbanzos, ni cuscús, ni calabaza, ni nata vegetal...), pero sí que he de admitir que su receta me sirvió de inspiración, me dieron unas ganas tremendas de viajar a la India y de oler y saborear un rico plato con curry.

Ingredientes

- Una cebolla hermosa.
- Dos calabacines.
- Un yogur natural (yo usé de leche de cabra 0 %, pero podéis probar y usar de soja para veganizar el plato).
- Curry en polvo al gusto.
- Aceite de oliva.
- Sal al gusto.
- Arroz basmati.

Manera de hacerse

En una sartén rehogamos la cebolla pelada y cortada en trozitos con un poco de aceite de oliva. Cuando se poche, añadimos los calabacines pelados y cortados en cuadraditos pequeños. Los rehogamos hasta que estén bien hechos. Añadimos el curry en polvo (yo eché 3 cucharaditas, pero va en gustos) y rehogamos unos segundos. Añadimos el yogur y rehogamos un par de minutos, hasta que esté todo calentito. Salamos al gusto (mejor poca sal, que el curry de por sí ya es bastante intenso). Aparte, hacemos arroz basmati. Disponemos en nuestro plato el arroz junto con nuestro curry de calabacín. Listo para disfrutar.

Este plato es muy sencillo de hacer (como todos los que publico en este blog), y además resulta exótico (yo por lo menos no como curry todos los días). Incluso os hará creer por un momento que os encontráis en tierras lejanas. Creedme, el aroma del basmati y del curry os harán sonreir el resto del día :)

Si después de esto os entra el gusanillo de atreveros un poco más con la comida india, os recomiendo que visitéis el post que escribió hace poco Nefer en su blog L`amanida animada, llamado Taller de cocina india vegetariana. Si se os hace la boca agua con tan sólo echar un vistazo a sus fotos, no olvidéis que ha prometido subir alguna de las recetas aprendidas en el taller. Espero que los disfruteis :)

martes, 24 de abril de 2012

San Jorge, patrón de los Scouts.


Ayer 23 de abril fue San Jorge, día muy conocido por ser el día del libro, en el cual, como todos sabemos, es tradición regalar un libro y una rosa. La verdad es que es una tradición muy bonita. Sin embargo, quería compartir con todos vosotros lo que significa para mí el día de San Jorge, y es que, lo que mucha gente no sabe, es que San Jorge es el patrón de los scouts.

Ser scout es algo que va mucho más allá de la imagen tonta y ñoña que nos quieren imponer las películas americanas (niños y niñas vendiendo galletitas llamando a la puerta de tu casa, y además con un aspecto de lelo y pringadillo que tira para atrás,...). Os cuento, porque la realidad es más bien otra, es algo totalmente diferente y que no podemos dejar escapar por culpa de una mala película americana.

Ser scout significa pertenecer al movimiento fundado por Baden Powell, denominado como escultismo, del que podréis saber algo más pinchando aquí.  Yo misma estuve en un grupo scout durante 8 años de mi vida, y durante ellos, crecí como persona, disfruté de campamentos y juegos, desarrollé valores como la amistad, el amor a la naturaleza, el ser útil (no ser un espectador pero sí un actor, que se mueve y lucha por lo que cree que es justo), el ser optimista y sonreir ante las dificultades,...y un largo etcétera que nunca se podría acabar.

Os cuento todo esto porque aunque a veces pierdo un poco el rumbo en mi vida, siempre me acuerdo de mis años como scout y de cómo crecí llena de alegría en aquel grupo de personas que se encargaron de ayudarme a ser una persona de provecho (me ayudaron entre otras cosas a ser feliz y a no permanecer pasiva ante las injusticias, cosas que veo que están muy relacionadas con el hecho de que a día de hoy haya decidido hacerme vegetariana).

Pues bien, quería compartir con vosotros lo que Baden Powell dejó escrito sobre San Jorge y la leyenda del dragón en su libro Escultismo para muchachos:

San Jorge nació en Capadocia, en el año 303. A los diecisiete años se alistó en la caballería, donde pronto destacó por su valor.
En cierta ocasión, fue a una ciudad llamada Selem, cerca de la cual había un dragón, que tenía que ser alimentado diariamente con un ciudadano, escogido en suerte.
El día que San Jorge llegó allá, la suerte había recaído sobre la hija del rey, Cleolinda. San Jorge resolvió que aquella doncella no debía morir y fue en busca del dragón, que vivía en un pantano vecino y lo mató.

San Jorge es el tipo que deben seguir los Scouts
Cuando se le presentaba una dificultad o un peligro por grande que pareciera –aun en la forma de un dragón- ni la esquivaba, ni la temía, sino que le hacía frente con todas sus fuerzas y las de su caballo. Aún cuando armado inadecuadamente, pues sólo contaba con una lanza, se arrojó contra el dragón e hizo cuanto pudo, venciendo la dificultad que nadie se había atrevido arrostrar.
De esta manera exactamente es como los Scouts deben enfrentarse a las dificultades y a los peligros, sin tomar en consideración lo grandes o terroríficos que pueden parecer, o lo mal equipados que se encuentren para hacerles frente. Deberán arrostrarlos valientes y confiados, usando de todas sus fuerzas para vencerlos y las probabilidades son que saldrán victoriosos”

No nos quedemos con la posible parte negativa de la muerte del dragón, ya que se trata de una metáfora y éste representa en ella los problemas y las dificultades con las que nos encontramos día a día en nuestra vida. Lo que creo que hay que aprender de esta leyenda es que tenemos que atrevernos con todos los obstáculos que nos vamos encontrando, aunque éstos sean muy grandes y parezcan realmente imposibles de solucionar. Hay que darle una patada a la "Im" de Imposible, para así poder hacer realidad todo lo que deseamos.

Y yo espero aplicarme el cuento y aprender de nuevo de esta historia. Estoy un poco negativa con todo lo que me pasa, y no me doy cuenta de que si se quiere, se puede con todo. Y todo es todo. Por muy grande que sea nuestro dragón. Espero que os haya gustado la historia y hoy os acostéis sabiendo algo más (o recordando vuestros años de scouts si vosotros también lo fuísteis y lo sois). ¡¡Un besito y pronto vuelvo con más recetas!!


jueves, 19 de abril de 2012

Hojaldre templado de manzanas y canela. Movimiento slow.


Os pongo en situación. Hora de merendar. Muy poquitas cosas en la nevera y en la alacena de casa. Ganas de comer algo sabroso después de haber pasado toda la mañana andando de aquí para allá y haber comido con prisas y bastante escaso. ¿Resultado? Un rato de descanso por la tarde y este hojaldre templado de manzanas y canela.


La receta de esta merendola es muy fácil, sólo se necesitan unos  pocos ingredientes y un horno. Lo que da de sí la receta merece la pena, de hecho creo que viene genial para cuando se nos presenta alguien inesperado en casa, deseoso de comer o merendar con nosotros. ¿La razón de ello? Pues que se prepara en un plis plas y se queda muy bien con los invitados, ya que en lugar de traerles un yogur de postre o una fruta así sin más (lo cuál es muy sano comer pero seamos sinceros, para ocasiones especiales no es lo más adecuado), les estaremos preparando algo especial para ellos, hecho con nuestras manos. Y encima siguiendo la ley del mínimo esfuerzo, ya que no cuesta nada hacerlo. Además, entra muy bien, al ser hojaldre y no un pesado bizcocho se come en nada, ya que es algo "ligero". Lo dicho, que os animéis, que merece la pena porque esta receta sirve para, además de agasajar a posibles invitados, darnos un capricho a nosotros mismos después de un día ajetreado. O simplemente porque sí, porque somos todos muy guapos y nos lo merecemos todo :)

Ingredientes

- Masa de hojaldre sin ingredientes de origen animal.
- Dos o tres manzanas (según el tamaño de éstas y del trozo de hojaldre que utilicemos para la receta).
- Margarina o aceite de oliva para untar (éste último más recomendable que el primero).
- Un poco de azúcar moreno para espolvorear.
- Canela.

Manera de hacerse

Se precalienta el horno a 220º. Se coge un trozo de masa de hojaldre (del tamaño que deseemos) y se pone sobre una bandeja de horno. Se unta con aceite de oliva preferiblemente, o con margarina vegetal. Se pelan las manzanas y se cortan en gajitos alargados. Se disponen los gajos de manzana sobre el hojaldre. Se espolvorea todo con un poquito de azúcar moreno. Se mete al horno durante 15-20 minutos. Se saca del horno y se espolvorea con un poco de canela al gusto. Se deja enfriar un poquito y se come templadito (también lo podéis dejar enfriar del todo, aunque yo lo prefiero templado). Listo para comer.


Yo disfruté de lo lindo mi porción de hojaldre, que degusté tranquilamente con un poco de té en leche de soja calentita (el té que me mandó mi swap vegetariano). Estaba delicioso todo, fue una merienda especial. A veces necesitamos tomarnos un respiro de vez en cuando, y cualquier momento puede ser el idóneo para ello. Esto me ha hecho reflexionar y pensar un poco, en que deberíamos tomaros la vida con más tranquilidad, sin tantos agobios innecesarios. A veces vamos demasiado deprisa, sin darnos cuenta de todo lo que tenemos a nuestro alcance para ser felices. Por ello he recordado lo que es el movimiento slow, el llevar una vida desacelerada disfrutando un poco más de todo lo que tenemos a nuestro alrededor y dentro de nosotros mismos, sin tantas prisas y agobios, que dan lugar a problemas derivados del estrés, de esta situación que es ir demasiado deprisa por la vida. Si todos fuéramos un poco más lentos, estoy segura de que éste sería un mundo mejor, ya que el dar pasito a pasito en vez de ir corriendo, hace que saboreemos mejor los instantes que tenemos, y quizás, que nos atrevamos a hacer las cosas de otra manera. Aquí tenéis el enlace del movimiento slow. Os dejo hasta la próxima entrada. ¡Sed felices!

Edito para dejaros un nuevo enlace que habla sobre el estrés y como combatirlo.Se trata de 7 consejos útiles para reducir el estrés, y podéis leerlo aquí. Espero que os sirva de ayuda. ¡Tenemos que cuidarnos física pero también mental y emocionalmente!

Vuelvo a editar, ya que con esta receta he participado en el reto de Veganiza al Cheff, cuyo resumen podéis ver aquí. Espero que os guste :)

sábado, 14 de abril de 2012

Swap vegetariano.


Ya comenté hace poco más de un mes en esta entrada, que no me perdería por nada del mundo el Swap Vegetariano que estaba organizando Alba, de Mi vida con un vegano. Me enteré de este evento nada más llegar de mi viaje a Italia, y acto seguido le comuniqué a Alba que me apuntaría, ya que me apetecía muchísimo formar parte de esta propuesta tan bonita e interesante con personas de este mundillo de la blogosfera :)


Pues bien, hace algo más de una semana llegó a casa mi Swap vegetariano. Yo no estaba en casa pero mi madre me llamó por teléfono para contarme que había llegado un extraño sobre a mi nombre, y que además, éste desprendía un maravilloso olor a canela,...¡enseguida me dí cuenta de que se trataba del swap! Le pregunté que quién era el remitente, y mi sorpresa fue enorme al saber que era Alba, ¡la mísmisima oganizadora de este evento! Acababa de salir a pasar unos días fuera para disfrutar de la Semana Santa... ¡y ya tenía ganas de volver a Sevilla para poder tener el sobre entre mis manos! Pero no quedó otra que esperar,...


Cuando llegué a casa el domingo, estaba un poco triste por el fin de la semana de vacaciones y  lo que eso suponía,...la vuelta de mi chico a Madrid. Además, justo ese día me dolía bastante la cabeza,... así que el poder disfrutar de la apertura de mi swap fue algo más que reconfortante para mí ese día. Hizo que hubiese ilusión y alegría al ir abriéndolo y descubriendo cada detallito que Alba había preparado para mí,...¡muchísimas gracias Alba! ¡No sabes cuánto me alegrastes el día! :)

El sobre era realmente bonito, y al abrirlo me encontré con:

-  Dos fichas de recetas, la salada era de espárragos con tomate y la dulce de galletas de chocolate. ¡Prometo hacerlas y subirlas al blog! Seguro que están deliciosas.

- Semillas ecológicas Madre Tierra. Un sobre era de semillas de pimiento rojo, que plantaré en breve (ya he cogido una huevera de cartón, cómo recomiendan en el sobre, para que comiencen a germinar ahí las semillas). El otro sobre es de semillas de cebolla para germinar. Nunca he germinado nada porque no me atrevía a hacerlo,...pero ahora ya no tengo excusa y me encantará hacerlo. Ojalá tanto los pimientos como los brotes de cebolla germinen bien y pueda catarlos...¡lo estoy deseando!

- Cuatro sobres de té YogiTea Classic, que eran los responsables del maravilloso olor que desprendía el sobre. Aún no los he probado, pero haré caso a Alba y me los haré con leche vegetal. ¡¡¡Ñammmmm!!!

- Una carta de Alba, que me hizo mucha ilusión y me gustó muchísimo leer :)

Por cierto, tanto las semillas como los sobres de té venían envueltos en unos sobrecitos de tela muy monos, supongo que hechos a mano por Alba. El detalle es maravilloso, quedaron super bonitos :)


Gracias Alba por organizar este evento tan bonito y por mandarme un swap tan encantador. ¡Me ha gustado mucho! ¿Que te parece si hacemos un intercambio vegano una vez al año?, ¡en primavera!, que es genial abrir el buzón y encontrar algo para tí hecho con mimo por otra persona. :)

Por cierto, mi swap va en camino, ojalá guste a la destinataria :) ¡Besitos!

Edito para dejar el enlace del swap que yo mandé,  no tenéis más que pinchar aquí para poder verlo. ¡Cómo me ha gustado la experiencia swap! :)

viernes, 13 de abril de 2012

Patatas al horno con berenjenas y cherrys.


Hoy traigo otro plato super sencillo. Ideal para los que apenas comienzan a meterse en la cocina para aprender a cocinar, o para aquellos a los que nos gusta la comida con pocos ingredientes, sencilla pero rica y sana. Y es que un horno en más de una ocasión puede salvarnos el día. Tan fácil como meter los ingredientes en él para saborear un rico plato una media hora más tarde.


Ingredientes

- Unas tres patatas medianitas.
- Dos berenjenas.
- Un buen puñado de tomatitos cherrys.
- Vino blanco (opcional). 
- Aceite de oliva.
- Sal al gusto.

Manera de hacerse

Se coge una fuente para horno y la engrasamos con aceite de oliva. Se pelan las patatas y se cortan a rodajas. Se pelan las berenjenas y se cortan a lo largo en pequeños bastoncitos. Se lavan los tomates cherrys. Se meten todos los ingredientes en la fuente de horno. Se echa sobre ellos un buen chorreón de vino blanco, sal al gusto y un chorreón de aceite de oliva. Se mete todo en el horno precalentado a unos 180-200º. Se deja así durante unos 30-35 minutos aproximadamente. Se saca del horno ¡y a comer!.

Espero que os guste. A veces me da cosilla subir recetas tan simples, pero luego pienso que también es comida y además muy recomendable para nuestro cuerpo. Además, conozco mucha gente joven que no sabe apañárselas en la cocina, así que estas "recetas" pueden servir de ayuda e inspiración.

Por cierto, os recuerdo que también podéis visitarme en la página de facebook del blog, pinchando aquí.   Espero que estéis teniendo un gran día. ¡Hasta la próxima! :)

domingo, 8 de abril de 2012

Espinacascongarbanzos en facebook.

Antes ni me gustaba facebook. Me hice una cuenta mucho más tarde de lo que tardaron en hacérsela casi todos mis amigos y conocidos. En mi perfil personal apenas subo fotos. La verdad es que me aburre un poco ponerme a subir carpetas enteras de fotos para crear un album simplemente para que los demás las vean. Me da mucha pereza. Sin embargo, hace pocos meses empezé a darle al botón de "Me gusta" a páginas muy interesantes (entre ellas Mi vida con un vegano, La Cazuela Vegana, Pakita y sus recetas, Besa Besa Berlinesa, El Hogar de Luci, ... y muchas otras más ) y descubrí que las noticias me llegaban frescas, de una forma mucho más directa que tecleando la dirección de los blogs que sigo.

Hace un par de días ví la película "La red social", que trata sobre la creación de facebook, y me pareció bastante interesante. Yo que siempre he sido bastante "antitecnología" (hace unos años me llegué a perder un viaje gratis a Milán con gastos pagados por pasar del móvil más de una semana), pero he de reconocer que internet es una plataforma más que interesante y además muy poderosa, que nos permite interactuar a tiempo real con muchas personas. Es una herramienta bastante útil para hacer ver tus ideas, y para que te lleguen las de los demás. En nosotros está utilizar inteligentemente estos recursos, compartiendo lo mejor de nosotros mismos en la red, buscando información que nos resulte útil para nuestra vida, y utilizando todo esto sin dañar a nadie, sólo con el objetivo de compartir con los demás.

Por todas estas cosas me gustó la idea de que espinacascongarbanzos tuviese su propia página de facebook. Así que a partir de ahora podeis encontrarme en facebook simplemente pinchando aquí. A ver si me hago con la página que las tecnologías no se me dan demasiado bien. Os espero en facebook. ¡Espero veros por allí pronto! ¡¡Besitos!!

miércoles, 4 de abril de 2012

Desayuno en Veganitessen. Cata de Vinos en Red Verde.

 


Hoy iba a subir receta (que ya va tocando) pero como me gustó tanto la mañana del sábado pasado he decidido subir este post y dejar la receta para más tarde. La verdad es que el sábado 31 de marzo fue un día especial. ¿Que por qué lo fue? Porque mi chico y yo estábamos en Sevilla y decidimos hacer lo que después hemos llamado la ruta del veganismo sevillano. Desayuno en Veganitessen y cata de vinos en Red Verde :)



Veganitessen es una pastelería vegana  (no utilizan para la elaboración de sus productos ningún ingrediente de origen animal), en la que además de pasar un buen rato tomándoos un delicioso desayuno, estaréis desayunando 100% vegetariano. Sus dulces además de tener un maravilloso aspecto (no me digáis que las tartas que os enseño no estaban diciendo "cómeme") tienen de un 20 a un 50% menos de calorías que los dulces tradicionales, además de ser dulces mucho más sanos que los "normales" por no tener grasas animales. Y encima, todo riquísimo y artesano. También tienen productos envasados para comprar como quesos, embutidos, batidos,...todos vegetales. Está situado en la C/ Pastor y Landero, en el mercado del Arenal. No podéis dejar de ir y probar sus dulces artesanos, son realmente más que recomendables.







Para desayunar pedimos un par de batidos vegetales hechos en el momento para nosotros. Para mi chico uno de vainilla y para mí uno de chocolate. ¡Riquísimos los dos! También pedimos un par de pasteles. El de mi chico era un pastel de arándanos. El mío, pastel de selva negra. ¡Deliciosos! Mmmmmmm Cualquier día nos volvemos a acercar y repetimos la experiencia :)


Red Verde es una tienda vegana situada en la C/ Relator nº 44, en el centro de Sevilla, muy cerquita de mi querida plaza de la Alameda. En ella encontraréis frutas y verduras ecológicas, además de multitud de productos envasados veganos, como embutidos, hamburguesas, quesos, vinos, refrescos ecológicos,... todo un mundo de productos libres de explotación animal.

No os podéis perder su página de facebook, ya que en ella podéis informaros sobre futuros eventos que tengan lugar en esta tienda vegana. El sábado pasado hicieron una cata de vinos, así que después de desayunar en Veganitessen, decidimos dar un pequeño paseo y presentarnos allí para conocer el local y disfrutar de una degustación más que agradable. Hubo muy buen ambiente y a pesar de ser la primera vez que nos acercamos a este lugar, nos hicieron sentir como en casa.




La cata era de dos vinos ecológicos, ambos de Bodegas Robles. El primer vino a degustar fue un Piedra Luenga Amontillado, el cual nos pudimos tomar acompañado de un rico queso vegano de la marca Vegusto. Nunca había probado queso vegano, y la verdad es que su textura y sabor me sorprendió gratamente. ¡Estaba delicioso! Sin duda la combinación de vino y queso era estupenda. Luego mi chico y yo compartimos la segunda degustación, esta vez un Piedra Luega Oloroso, junto con otra tapa de queso vegano Vegusto. Este queso era distinto al de la primera degustación, tenía más cuerpo y su sabor era más intenso, como el sabor de un queso viejo. ¡Nos encantó! La verdad es que la segunda degustación fue aún mejor que la primera, tanto el vino como el queso nos gustaron mucho más (aunque para gustos los colores).

Gracias a Veganitessen y a Red Verde pasamos una bonita mañana de sábado a pesar de que el tiempo no acompañó mucho (se ve que el mal tiempo nos acompaña desde entonces estropeando un poco la semana santa). Son dos sitios geniales y super recomendables que podéis visitar en Sevilla (que ya estaba bien de subir al blog sólo lugares vegetas madrileños). ¡Si pasáis por Sevilla ya sabéis donde hacer una parada agradable entre turismo y más turismo sevillano! ¡Besitos para todos y a disfrutar como podáis lo que queda de semana santa! :) ¡Hasta el próximo post!