domingo, 16 de diciembre de 2012

Tiempo de cambios.


Es tiempo de cambios. Todos queremos cambiar el mundo, pero no nos damos cuenta de que para eso primero tenemos que cambiarnos a nosotros mismos. Y en esas estoy yo. Es cierto que se está acabando el año, que 2013 está a la vuelta de la esquina, y que siempre, por estas fechas, quien más y quien menos hace su lista de propósitos para año nuevo. Al margen de este ritual que muchos hacemos año tras año (y que la mayoría de las veces se nos queda en papel mojado), este año tenemos la peculiaridad de contar con profecía maya y todo, que pronostica, según algunos, el fin del mundo. Somos muchos los que pensamos, o queremos pensar, que no es el fin del mundo lo que se nos viene encima, sino un cambio de consciencia a nivel mundial, en el que nos daremos cuenta de que las cosas no pueden seguir como están, que tenemos que cambiar nuestra forma de vivir y de actuar, ya que el sistema establecido es un sistema que no respeta al planeta, ni a los seres vivos que habitamos en él.

Pues bien, después de esta pequeña introducción que os acabo de hacer, supongo que ya intuiréis que algo está pasando por aquí. Y es que, para el blog y para mí, es tiempo de cambios. En realidad todo se ha ido fraguando poquito a poco, y que ahora dé un paso hacia delante ha sido una casualidad (o no) bastante hermosa.


En todo este tiempo, desde que comencé mi aventura en Espinacas con garbanzos, he ido creciendo poquito a poco como persona. Los obstáculos que he tenido por el camino, me han ido enseñando cosas. Una de ellas, de las más importantes, es que puedo conseguir todo lo que me proponga. Y esto lo he aprendido a base de ostias. Sí, ya sé que suena mal, pero tenía que decirlo. La clave está en no desanimarse nunca, y en levantarse siempre. A veces nuestra baja autoestima no nos deja ver la realidad, todo lo que valemos, y todo de lo que somos capaces. Pero si no dejas de intentarlo, llega el momento en que te das cuenta de todo lo que has avanzado, todo lo que has conseguido, todo lo que se ha abierto tu mente, todo lo que has aprendido,...y empiezas a valorarte. Y ves que ahora eres una persona nueva, una versión mejor de ti mismo. Y yo quiero seguir indagando y trabajando por conseguir esta mejor versión, tanto de mí misma como del blog.

Es por ello que a partir de ahora veréis algunos pequeños cambios por aquí. No os asustéis si estos días veis plantillas y fondos diferentes. No sé manejarme muy bien con los ordenadores, pero poco a poco iré buscando hasta encontrar un aspecto estético que diga algo más de mí en el blog. También encontraréis contenidos nuevos. Seguiré subiendo recetas vegetarianas, crónicas de comidas en restaurantes, de los viajes que hago, participaciones en eventos de la blogosfera,... Pero Espinacas con Garbanzos va a pasar a ser algo más para mí, un pequeño diario dónde compartir con vosotros otras inquietudes. Un sitio donde comentaros mis últimas lecturas, donde subir ese vídeo o canción que me ha sacado una sonrisa, donde poder reflexionar sobre películas o documentales que me hayan llegado al alma, enseñaros esa tienda tan bonita y vintage a la que fui el otro día, un sitio donde poder compartir unas fotos bonitas, un poema importante para mí, o simplemente enseñaros esa artesanía de la que me he enamorado. Y todo ello sin perder mi anterior rumbo, que forma parte de lo que soy: lo rural, de la tierra, lo auténtico, lo creativo, lo ecológico, lo sostenible. Y por supuesto, lo vegetariano.


Una de las cosas que me ha llevado a dar este paso, es que he tomado la decisión de ser feliz, Sí, como lo leéis. Ser feliz es una cuestión de actitud, y no algo externo a nosotros. No sé cómo no me he dado cuenta antes. Pero cuando lo ves claro, todo puede empezar a ser maravilloso. Ya me dan igual las cosas que hace unos días me atormentaban tanto. No se puede vivir con miedo. Y hay que vivir más el presente, y disfrutar del día a día sorbito a sorbito. Brindemos por ello ;)


Os dejo unas cuantas lecturas que han sido muy inspiradoras para mí, y que poquito a poco también han contribuido en ayudarme a dar el cambio. Aunque este sitio va a continuar siendo un blog sobre un estilo vegetariano, optimista, y feliz. Pero ahora, con una felicidad más auténtica que nunca :) 

- El fin del mundo puede estar a la vuelta de la esquina. ¿Estarías preparada para morir?
- Mirar los problemas desde otra perspectiva.
- Diviértete, reinventate.

Os mando un abrazo. ¡¡Nos vemos en el próximo post!!

Edito para recomendaros otro artículo, muy en consonancia con lo que os he contado, y muy inspirador también:

- Para salir de la zona de confort no hace falta salir de casa.

10 comentarios:

Nefer dijo...

Pequeña!!! Qué entrada más bonita!!! Me has emocionado... Me alegra muchísimo tu nuevo propósito, sin duda, el cambio de actitud es esencial para ver la vida desde otro punto de vista, y en definitiva, ser feliz. Yo estoy super emocionada, porque creo que algo se está cociendo. Yo no creo en finales del mundo tampoco, pero sí que creo en un buen escarmiento. Creo que puede pasar algo (no catastrófico), algo, o alguien, que haga abrir los ojos a la humanidad, que nos gire la cabeza para hacernos ver el motivo por el que vivimos. Hace bastantes años que estoy en el mundo de la meditación, el cambio de conciencia, el yoga... pero es increíble la cantidad de gente en pocos años que se está sumando a esto. Muy bonito! Cada vez hay más gente que cree que somos algo más que lo físico, somos energía, que cree en el amor incondicional. Y ahí está el cambio. Ya no somos cuatro hipies místicos. La humanidad está despertando.

Pues eso... que estoy emocionada y algo nerviosa. No porque el día 21 vaya a pasar algo. Si no porque creo que vamos hacia algo. El mundo occidental está muy mal. La gente está harta de todo, hay pesimismo, no hay expectativas, no hay un futuro. Y cada vez somos más las que pensamos como tú y yo.

Te deseo mucho amor y felicidad para el nuevo año, y que si vienen problemas, lo hagan para hacerte más fuerte.

Un abrazote!

Maestro Zen dijo...

Buenas amiga, que reflexiones más agradables las que comentas. Me alegro que vayas sintiendo el cambio en tu vida... pues de eso se trata la vida, de ir mirándose, cambiando y creciendo.

En especial en este tiempo que viene; solsticio de invierno de 2012.. o si lo prefieres: 21 de diciembre de 2012.

No temas, no es el fin de nada, es el principio de algo nuevo como bien comentas. Tú ya lo estas sintiendo.

Haces bien en no preocuparte por nada que antes te superaba. Se feliz, siéntete feliz... pues la felicidad eres TÚ dentro de ti.

Vive hacia dentro y proyecta hacia fuera. Ese es uno de los secretos principales de la vida que pocos quieren aprender. Busca dentro y saca fuera. La meditación debe ser tu actividad principal en el día a día.

Espero ver pronto los nuevos cambios en el blog. Será una manifestación preciosa de lo que se está gestando en tu interior.

Abrazos!

:)


Lorena Domínguez dijo...

Pequeña me ha gustado mucho tu entrada, porque me siento identificada sobre todo en el tema cambios... Yo soy una persona que no cambio en esencia pero me rodeo de cosas diferentes siempre que puedo, y adoro los cambios en mi vida siempre que me vayan a aportar algo bueno.
En este caso me has transmitido positividad y estoy segura de que conseguirás lo que te propongas este año.
Un besito muy fuerte =)

Alba (Mi vida con un vegano) dijo...

Me encanta este post Pequeña!
Me gusta que le des ese giro al blog. Y todavía me gusta mas tu cambio de energia, me uno, yo también quiero ser feliz :) en todo, preocuparme menos y disfrutar mas.
Muchos animos!
Ya tengo ganas de ver todas esas cosas bonitas que tienes por compartir.
Un abrazo!

Pequeña dijo...

Nefer, mil gracias por tu comentario, ¡¡ojalá podamos ver ese cambio en el mundo pronto!! pero para eso como digo, tenemos que cambiar nosotros. A veces pensamos que va todo bien, porque "somos buena gente", pero la verdad es que todos tenemos algo que cambiar, que siempre podemos ser un poco o bastante mejores,... Y cuando cambiemos nosotros, cambiará el mundo :) A ver si un día nos cuentas algo de la meditación en tu blog, que hay mucha gente que estamos muy verdes, pero que nos atrae el tema, pero no sabemos muy bien por donde empezar o cómo hacerlo (sobretodo cuando no tenemos dinerito para gastarlo en clases de yoga o de meditación). Así que te lanzo la pelota, a ver si te apetece. Yo también te deseo mucho amor y felicidad para el 2013. Un abrazo!!

Maestro Zen, que cierto es que la felicidad está dentro de uno mismo. Últimamente han habido circunstancias, personas que me rodean, que me han causado muchos conflictos, mucha tensión. Y no se puede vivir así. Pero al final, cuando optas por mirarlo todo de otra manera, centrarte en las cosas bonitas, intentar arreglar las malas, ver como creces día a día interiormente,...pues te acabas dando cuenta de cómo son las cosas. Por lo que veo en tu comentario, tu también practicas la meditación. Te digo lo mismo que a Nefer, no estaría mal que compartieseis con nosotros un poco de vuestra sabiduría en el tema :) Compartir es un verdadero acto de amor. Un abrazo :)

Lorena, anda que dices en tu anterior blog la dirección del nuevo!! Menos mal que gracias a tu comentario me he enterado de que ya lo has abierto :) Ahora comparto en mi lista de blogs el tuyo, porque tiene bastante buena pinta :) Me alegro mucho de haberte transmitido un poco de positividad!! Y sí, cuanto más se cambia, más se aprende. Así que siempre es bueno ir realizando cambios en nuestra vida, siempre que sean para mejor. Un beso guapísima, te leo en tu blog!!

Alba!! Únete, claro que sí. Hay que dejar los malos momentos atrás. Nosotras nos merecemos ser felices :) Así que ¡¡vamos a por ello!! En realidad el cambio es más personal que blogeril. Aunque subiré algunas cosillas que no había subido antes, o compartiré más post cortitos, para aquellos que no tienen facebook y no se enteran de ciertas cosas. ¡Ah! Y el cambio personal tiene mucho que ver con el hecho de aprender cosas. A mí antes no me atraían muchas cosas que ahora sí, no tenía tantas ganas de aprender, de leer libros, de ir a museos, de escuchar música,...pero ahora, lo quiero todo!! Y en eso ha tenido mucho que ver mi chico, que hasta me ha enganchado a ver "Saber y Ganar!,..jajaja Un beso guapa!!

¿Y si nos cuidamos? dijo...

Yo me declaro oficialmente FAN tuya!!! Qué entrada más motivadora ,...y con la mala racha que estoy pasando a ver si me subo a tu tren y vamos juntas!!
Un besazo!!!

Per Rake dijo...

Espero que te vaya todo muy bien en tu nueva etapa, la felicidad es un fin en sí misma. Y nosotros estaremos ahí para leerte.
Besote.

Pequeña dijo...

Rosa!!! Súbete al tren ahora en 2013!! Va a ser un año genial, ya verás, sólo tienes que poner de tu parte. Te mando un abrazo muy fuerte, y espero que esta entrada solo sea una inspiración y motivación para que todos cambiemos un poquito a mejor. Muchos besos preciosa!!

Per Rake!! Muchas gracias por tus buenos deseos. Ojalá que tú también seas muy feliz este año nuevo. Un abrazo.

Hana dijo...


Noooooooo!!! Te estaba escribiendo un tocho que no veas y se me ha apagado el ordenador de repente y se me ha perdido todo aaaaarrhhhgggg!!! poprfprpfprfprpfprpfprpfprprpf!!!!

Bueno, voy a respirar mucho y voy a retomar el comentario.

Lo primero, quería darte las gracias por decidir ser feliz. La felicidad, como a mi me gusta pensar, es como una bola de nieve, que cada vez se hace más grande si la compartimos. Y, como dices, solo depende de nuestra actitud, así que ¡bravisimo!!

Por otro lado, me encantan los cambios que estás haciendo en el blog. El fondo blanco descansa la vista y le da luminosidad :)

Me gusta también que hables sobre el poder de la resiliencia. Esa es la clave para mi: saber levantarte cada vez que te caes.

Y bueno, por último, darte una inmensa ¡ENHORABUENA! por este camino de cambios que has decidido coger y que seguro que empezaste hace tiempo ya. Un camino muy profundo que estoy segura de que te llevará allá donde te propongas ir

Un abrazo amiga!

Pequeña dijo...

Hana!! Que putada lo del tocho!!,...jajaja A mí me ha pasado alguna vez y,..¡¡fastidia un montón!!
Me encanta lo de la bola de nieve,... ¡¡es una metáfora muy bonita!!. Y sí, compartir creo que es la clave de todo,... :) Creo que uno sólo puede ser feliz con los demás, compartiendo su amor, dando y recibiendo, amistad, compañía, buenos momentos, ayuda, ideas... Solos no vamos a ninguna parte,eso está claro, y hay que saber rodearse de gente buena ( e intentar ser más buenos nosotros mismos). Y en esas estamos.
Gracias por tu comentario sobre la nueva imagen del blog. A mí también me gusta mucho este cambio :) Ahora escribo con más ganas, esto va tomando más forma y siendo un trocito de mí. Un abrazo y muchas gracias por todo, Hana, tus palabras siempre me hacen mucho bien. Cuídate mucho!!