viernes, 20 de julio de 2012

Maoz vegetarian.


Hoy os traigo otro sitio perfecto donde comer vegetariano. Se trata de Maoz Vegetarian, una cadena de comida rápida vegetariana, que cuenta con varios establecimientos en diversos lugares del mundo. En Madrid tienen un establecimiento en el número 4 de la Calle Mayor, muy cerquita de la Puerta del Sol y de la Plaza Mayor. Por su magnífica ubicación y su sabrosa y económica comida, merece ser mencionado como un lugar ideal en el que reponer fuerzas tras una dura y calurosa jornada de turismo por la zona.


La dinámica seguida en Maoz es sencilla. Tienen varios menús, todos ellos muy económicos, en los que se suele combinar el pan de pita con falafel, diversos rellenos, patatas fritas y refresco. Nosotros elegimos este último que acabo de mencionar, en el que se podía rellenar el pan de pita infinitamente, tipo buffet libre, hasta que te encontraras saciado. ¡Y todo eso por sólo 6,90 euros! Desde luego, a un precio imbatible, y eso que escogimos el menú más caro.


Os pongo una muestra de los panes de pita que nos comimos. Este primero es el mio, relleno de ensalada de col americana y coliflor rebozada. ¡Riquísimo! Los demás son el de mi chico y nuestros amigos. Aunque alguno repitió y se comió más de uno...




Otras opciones de relleno eran cous cous, remolacha en tiras, zanahoria en rodajas, salsa verde picante, garbanzos, ensalada refrescante de pepino, salsa de tomate, cebolla rehogada, hummus, guacamole, paté de olivada, tahine, salsa de yogur... y muchos más, todos ellos al alcance del chico que nos atendía, que volvía a rellenarnos la pita cada vez que alguno de nosotros se lo pedía.

El falafel, situado en el fondo del pan de pita, era sin exagerar, el más rico que he probado nunca. He pedido falafel en muchos sitios diferentes, pero ninguno tan bueno como el que te ofrecen en Maoz. Si no me creéis probadlo y juzgarlo vosotros mismos. ¡¡Está riquísimo!!

Una última cosa que quería comentar, que no quería que se me pasase, es la amabilidad y el maravilloso trato recibido en Maoz. Llegamos en hora punta, mucha gente, un poco de jaleo, local pequeño, sólo dos chicos atendiendo y llevando el local hacia adelante. Y a pesar de eso y de tratarse de un lugar de comida rápida, nos atendieron estupendamente, con una sonrisa en la cara, explicándonos en qué consistían los menús con toda la amabilidad del mundo, y todo eso sin perder el ritmo, haciéndolo todo estupendamente. Un aplauso para los trabajadores de Maoz.

Espero que aunque no seáis consumidores habituales de comida rápida, le deis una oportunidad a este sitio, ya que toda la comida rápida no es igual, y esta merece mucho la pena. Nosotros salimos encantados y saciados, y sin dejar que la cartera se resintiera. Seguramente acabaremos volviendo a Maoz, otro día que tengamos hambre y estemos cerca. ¿Os animáis a repetir con nosotros? ¡Nos vemos en el próximo post!

2 comentarios:

Alba (Mi vida con un vegano) dijo...

Nunca he comido en un Maoz (y eso que creo que en Barcelona hay), pero despues de leerte, te aseguro que no me lo pierdo por nada del mundo!!!

Pequeña dijo...

Sí, en Barcelona también hay Maoz, Alba. Está bien, no es comida como la de un restaurante, ya que son falafel, pitas,... pero es muy económico y vegetariano. Está muy bien para un día que se tenga que pasar en la calle, parar ahí y saciarte sin que la cartera lo note. ¡¡Un abrazo!!