jueves, 27 de octubre de 2011

Puré de Calabaza, Hallowen 2011.


Hace unos años jamás hubiera pensado que acabaría escribiendo una entrada de Hallowen, ¡cuando yo era pequeña no se celebraba como ahora!. La fiesta cada vez se está haciendo más popular. Ya sé que no es una fiesta típica española, pero hay otras tan españolas que odio tanto (como la fiesta nacional, los toros), que qué más da de donde provenga la tradición, si es para pasarlo bien y darle un poco de gracia a un día del año.

La receta que os presento es muy sencilla, seguro que todos la habeis hecho alguna que otra vez, de la misma manera o con alguna variante. Aún así, espero que no os resulte aburrida, ya que es muy sana y deliciosa, me encanta el sabor dulzón de la calabaza. Además, desde que empecé con el blog, me estoy dando cuenta de que aún siendo ovolacteovegetariana, consumo muchos platos veganos (los que he publicado, los que tengo pendiente de publicar, y los que vendrán después), y estoy contenta por ello. A continuación, la receta.

Ingredientes

- Media calabaza de las que tienen forma de pera (no he utilizado del tipo de la que veis en la foto, aunque vosotros podeis utilizar la del tipo que querais).
- Tres patatas nuevas bien grandes (podeis utilizar pequeñas en mayor cantidad).
- Un chorreon de aceite de oliva suave.
- Sal al gusto.
- Agua hasta cubrir.

Manera de hacerse

Se pela la calabaza y se le quitan las pepitas. Se corta en cuadrados de mediano tamaño, y se meten en la olla. Se pelan las patatas y se cortan  también en cuadrados de mediano tamaño. Se cubre de agua todo y se añade sal al gusto y un chorreón de aceite de oliva. Se pone a hervir y a partir de entonces se deja a fuego medio unos 20-30 minutos, hasta que la verdura esté tierna. Luego se coge con un cazo la verdura y se mete en la batidora americana (los que no tengais, lo echais en el bol en el cual lo vais a batir todo), también se mete un poco del caldo sobrante de hervir la verdura, al gusto. Cuando tengamos las proporciones adecuadas, lo batimos todo. Listo y a servir. Cuando me sobra bastante caldo, como me ha ocurrido hoy, lo guardo y congelo para usarlo para otro plato, como para hacer un arroz con verduras, y en lugar de echarle agua al arroz, le echo el caldo casero de verduras, así queda más nutritivo y sabroso.


¿Pero que ven mis ojos? Hallowen no es Hallowen sino hay un poco de terror por medio. ¡Un gato negro! ¡Se nos ha colado en la foto! ¡El gato de una bruja!,...jajajaja Bueno, a decir verdad no es negro del todo, y no da nada de miedo, es mi gatita linda, la única que me queda ahora. Y es un poco traviesa sí, pero nada mala. ¿A que es bonita? Y eso que no es fotogénica, pero es mi niña pequeña.

Espero que paseis un buen fin de semana, y los que tenéis puente como yo, aprovechar y disfrutarlo. ¡Feliz fin de semana a todos!

sábado, 22 de octubre de 2011

Adios pequeña, adios Nuna.


Hoy se nos ha ido nuestra Nuna. Solo tenia 9 añitos, y llevaba una semana decaida. Esta mañana la hemos llevado al veterinario a ver que le pasaba. Yo esperaba que tuviera algo, pero no lo que nos hemos encontrado. Nos hemos ido con ella al veterinario, pero hemos vuelto a casa solos. Ha sido algo totalmente inesperado. Me siento fatal. La pobre tenia el riñón hecho polvo, y no lo sabíamos. Estaba sufriendo, asi que hemos decidido no alargar la agonía. "Han tomado ustedes la decisión correcta", nos ha dicho la veterinaria,...ya no tenia solución, un problema renal irreversible,...pero eso no quita para que me sienta hecha una mierda. Y mis padres están peor, ella era su gatita, con la que dormian por las noches, a la que acariciaban y besaban. Era una gatita glotona, ariscona con casi todos menos con mis padres, pero tranquila si no ibas a molestarla, que no daba lata ninguna, una gatita muy bonita y bien hermosa, que de vez en cuando se dejaba tocar la barriguita tan blanquita que tenia (cuando veo a las gaviotas en la playa, mientras vuelan, me recuerdan esa tripita blanca). Una gatita muy especial, que ha vivido una vida feliz, y a la que hoy echamos de menos. Mi casa esta hecha un mar de lágrimas hoy. Mi gatita Lupita, la busca por la casa. Espero que su alma esté en el cielo, descansando en paz. Adios Nuna, bonita, hasta pronto.

viernes, 21 de octubre de 2011

Sopita de verduras.


¡Por fin entrada nueva! Ufff, desde que me fui a mi nueva casa de estudiantes no puedo disponer de internet todo lo que me gustaria,...y eso que ya lo hemos puesto allí, pero no va, asi que la semana que viene tendré que ponerme seria con los de telefonica e intentar solucionarlo,...


Mientras tanto, que casi no llego al evento de CSC#10, por fin subo una recetilla de cuchara, para tomar ahora en otoño en las noches frescas, y calentar un poco el cuerpo y el alma. Es una sopita de verduras que sienta genial, sobretodo por las noches, que es cuando más apetece tomar un caldito. Tenía muchas ganas de participar en mi primer evento en Cocinamos Sin Crueldad, que además es mi primer evento en general en el mundo blogero, ¡¡pero espero que no sea el ultimo!!. Eso si, la receta es con cuchara, pero no se yo si es demasiado de temporada, pero espero que me lo deis por bueno,....jooooo, que es mi primer evento y me hace ilusión,..jajaja.

Ahora, vamos con la receta.

Ingredientes

- Una cebolla.
- Un puerro.
- Apio.
- Un pimiento verde.
- Tres zanahorias.
- Dos calabacines.
- Fideos integrales.
- Sal al gusto.
- Un chorreon de aceite de oliva.

Manera de hacerse

En una olla se introduce la cebolla pelada, el apio limpio y troceado, el puerro limpio sin las raices, sin la parte más verde y sin la primera capa. Metemos también el pimiento verde, al que le habremos quitado el rabito y las pepitas interiores. Pelamos las zanahorias y las cortamos en trocitos pequeños y las introducimos en la olla. Cubrimos las verduras de con bastante agua y añadimos un chorreon de aceite de oliva y sal al gusto. Dejamos la olla a fuego medio unos 30 minutos, para que el agua se haga caldo de verduras. Luego añadimos el calabacín pelado y cortado en trocitos pequeños, y a los 10 minutos añadimos los fideos. Los tenemos de 5 a 7 minutitos, y cuando esten blanditos quitamos la olla del fuego. Luego quitamos de la olla la cebolla, el puerro, el apio y el pimiento verde (yo los saco antes de servir porque los utilizo para hacer el caldo de verduras, pero si a vosotros os gusta comer ese tipo de verdura asi, pues no las saqueis y comeroslas tambien). Y ya está, listo para servir y comer bien calentito,....



Espero que os guste, quizás no es una receta para comer en dias de fiesta, pero sí que es una sopita super sana que a mí me limpia por dentro y me deja como nueva en días de fresco. Espero que la disfrutes. ¡¡Besos para todos!!