miércoles, 28 de septiembre de 2011

Mis lentejas de toda la vida.


Con estas lentejas no nos vale el dicho, que tantas veces he escuchado desde que era pequeña en casa, "lentejas, comida de viejas, si quieres las comes y si no las dejas", ya que además de ser un plato muy nutritivo, están bastante buenas.

Es otro básico en mi cocina (como en cualquier casa de vecino), ya que son muy fáciles de hacer, están ricas y son muy sanas. Y ahora, con el cambio de estación y la bajada de temperaturas (aunque por aquí todavía no se nota demasiado), que mejor que darle la bienvenida al otoño con un plato de legumbre, de cuchara, calentito y que nos reconforte bien por dentro.



Ingredientes para 4 personas

- Unos 2 platos y medio hondos de lentejas en seco.
- Una cebolla.
- Un par de dientes de ajo.
- Un pimiento verde.
- Un par de zanahorias.
- Un par de patatas no demasiado grandes.
- Un tomate.
- Una cucharadita de pimentón dulce.
- Un chorreón de aceite de oliva.
- Un par de hojas de laurel.
- Una pastillita de avecrem vegetal.
- Agua.
- Sal al gusto.

Manera de hacerse

Lo primero es echar las lentejas en la olla en la que haremos nuestro guisito. A continuación pelamos la cebolla y la metemos entera sobre las lentejas. Con los dientes de ajo hacemos lo mismo. El tomate podremos meterlo con piel y todo. Luego pelamos las zanahorias y las añadimos. Pelamos y cortamos las patatas en trozos ni muy grandes ni muy pequeños y las echamos a la olla. Quitamos el rabito al pimiento, así como las pepitas, y lo añadimos.
A continuación añadimos agua hasta cubrir bastante por encima de las lentejas y añadimos el pimentón, las hojas de laurel, el aceite, la sal y la pastilla de avecrem vegetal. Luego encendemos el fuego y calentamos nuestro guiso durante aproximadamente 30-45 minutos. Debemos ir removiendo de vez en cuando para que no se nos peguen las lentejas y para añadir un poco de más agua si fuese necesario porque se nos esté quedando un poco seco (todo esto es "a ojo", si somos un desastre en la cocina, poquito a poquito le iremos cogiendo páctica, no os preocupeis).
Luego, apagamos el fuego, servimos, y disfrutamos en la mesa de nuestras lentejas. ¡¡Que os aproveche!!



4 comentarios:

Nefer dijo...

Hola Pequeña! Estas lentejas son muy parecidas a las que hacemos en casa, las de toda la vida. Tengo pendiente hacer y publicar la receta desde hace mucho!!! Lo bueno de este plato es que mucha gente no se cree que no lleve carne, ni hueso de jamón, ni longanizas... No hace falta, y el sabor es super :)Cuando la publique verás que son muy parecidas, aunque yo no pongo avecrem.

Besos!

Pequeña dijo...

Hola Nefer!! Bueno, ahora con el fresquito seguro que pronto haces unas lentejitas bien calentitas y así puedes hacerles foto y subirlas al blog!! Y sí, seguro que la receta es muy parecida, la receta de lentejas a lo tradicional se cocina igual en casi todas las casas,...excepto por lo de la carne, claro, que para mi gusto solo aporta grasa animal al caldito, algo que no nos viene bien ni a nosotros por salud ni a los animalitos por lo que ya sabemos,... El avecrem es cuestion de gustos,... a veces lo hago con él y otros sin,...es el único ingrediente que varía de la receta,... ¡Y no se me olvidan tus lentejas! Cuando las publiques les echaré el ojo,..jajaja Besos guapa!!

Mi vida con un vegano. dijo...

Si que ya empiezan a apetecer este tipo de platos. Y las lentejas estan buenas de todas maneras,pero este plato tuyo tiene muy buena pintaaaaa! :)
Un abrazo.

Pequeña dijo...

Muchas gracias Alba, y además de buena pinta y rico cunde mucho, a mí me salio para 4 personas y éramos 2, así que lo que sobró fue directo al tupper y al congelador,..así cuando vuelva al pueblo tendré comida hecha!! Besos!!